DeNunCianDo  
Denunciando   Video Porno luly bossa Completo   Video Porno Sandra Muños Completo   Alejandra Omaña Primer video porno   Lina Arroyave, DESNUDA, la mama del hijo de Kevin Roldan   

Retroceder   DeNunCianDo » ..:::: CoMuNiDaD DeNunCianDo.CoM ::::.. » Zona HOT, Solo Para Adultos » Relatos Eroticos

Relatos Eroticos Comparte con nosotros tus experiencias sexuales y deja volar tu imaginación con los relatos que aquí encontrarás.

Hola Invitado!
Tómate un minuto para registrarte, es 100% GRATIS y no verás ninguna publicidad! ¿Qué estás esperando?
tapatalk Para Ingresa a Denunciando.com por medio de TapaTalk Clic ACA
Registrarse Ahora
Relatos Eroticos »

La Historia de un homosexual y su degenerada familia ... Incesto, gay, orgias, infidelidad, etc.

Participa en el tema La Historia de un homosexual y su degenerada familia ... Incesto, gay, orgias, infidelidad, etc. en el foro Relatos Eroticos.
....



Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
Mis Deliciosas sobrinas...Incesto, orgias, infidelidad, etc., etc. chido666 Relatos Eroticos 38 16-04-2018 15:30:29
Les voy a ayudar a que se cojan a mi madre [1]. (Voyeur-Orgías-Infidelidad- No-Consentido) chido666 Relatos Eroticos 12 14-03-2012 09:39:49
¿El primer homosexual de la historia? e-che Politica y Sociedad 0 16-04-2011 10:58:04
Incesto. Familia asiatica incesto. MadafakaF135 Videos 0 08-02-2010 09:42:26

Like Tree43Me Gusta

Respuesta
Antiguo 04-12-2012 , 18:19:52   #21
Denunciante Aprendiz
 
Avatar de chido666
Me Gusta
Estadisticas
Mensajes: 391
Me Gusta Recibidos: 758
Me Gustas Dados: 59
Ingreso: 11 ene 2010

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 2
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion Poder de Credibilidad: 13
Puntos: 4783
chido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igual
  
PixelSHERLOCK Finished Respuesta: La Historia de un homosexual y su degenerada familia ... Incesto, gay, orgias, infidelida

Tenía mi pequeño pene completamente duro, me excitaba ver como se bamboleaba la canosa vergota de Don Pepe, respiraba su aroma a macho y entreabría mis labios tratando se saborear el liquido pre seminal que asomaba en la punta de su glande.

-Eres un mariconazo. Anda métetela en la boca y ensalívala bien- Me dijo, mientras me tomaba de la nuca y empujaba su tremenda tranca caliente en mi boca. -.
Un día de estos te voy a encular a ti también, pero hoy le toca a tu hermanita.

Trataba de abarcar la mayor cantidad de verga con mi boca, la abrazaba con mi lengua y chupaba desesperado saboreando el sabor marino de su enorme boa. Hasta que con brusquedad me separó de su lado, mi corazón se sobrecogió sentí que algo se desprendía de mi alma. Se dirigió hacia la cama de Teresa y con ternura le abrió sus piernas y le mamó su panochita por unos minutos, mi hermana parecía despertar, pero no lo lograba, don Pepe subió hasta sus cantaros de carne y goloso mamó los enormes pechos, mientras dirigía su enorme garrote en la entrada de la cuevita de mi hermana. Cuando mi hermana abrió sus ojos asustada, don Pepe con sus manotas le tapo la boquita, y aunque trataba de gritar no podía, solo quejidos y gruñidos salían del forcejeo, hasta que metiendo un brazo le abrió las piernas por completo y acomodándose, movió su pelvis provocándole un quejido enorme a mi hermanita, de sus hermosos ojos rodaban lagrimas. De pronto don Pepe empezó a mover su cintura salvajemente, hasta que después de unos minutos que se hicieron eternos, se desmadejó sobre ella y se dedicó a mamar los pezones de mi hermana, que continuaba llorando.

-Buu! Snif, buu, usted es un hombre malo. –Le recriminaba mi hermana con su mente de niña-. Me metió su vergota en mi cuevita y me dolió.

Cállate Puta! Si bien que te encanta la verga. Jaja.
El viejo, se vistió lentamente, antes de salir le dio un beso en la boca a mi hermanita que seguía sollozando.

Espérate, Javier. –Le interrumpí-. Deja de hablar y para las nalgas… Después de unas ricas mamadas de culito que le di y de haberle aventado mecos de a madre en su carita de ángel. Nos recostamos en la cama, así como Dios nos trajo al mundo, le levanté una de sus hermosas piernas y le metí mi cipote, lentamente saboreando la acalorada sensación de cómo su humectante culito me apretaba la verga mientras esta lo taladraba despacio, sin prisa pero también sin misericordia ni contemplaciones.

-Sígueme contando la historia, así mientras te perforo el ojete, mi vida.

Y Javier continuo la historia.

Yo estaba muy asustado, al principio pensé que sería igual que con mis primos, que mi hermana lo disfrutaría, pero no era así, la lastimó. Corrí a su lado, y la abracé, y estuvimos los dos llorando, al mirar hacia su entrepierna, le escurrían gotas de sangre, ahí comprendí que mis primos no le habían metido la verga, solamente le punteaban la entrada a su rajita y la entrada a su culito. Nos acostamos abrazados, por unas horas. Sentía su cuerpo desnudo aún, temblar entre mis brazos. Ya más tranquilos, después de bañarse, mi hermana me hizo jurarle que no le diría nada a nadie. Todo el día caminaba zamba, porque decía que le ardía la entrepierna.

La semana siguiente se repitieron los mismos hechos, don Pepe nuevamente se cogió a mi hermana, esta vez no lloró ni le salió sangre, pero nuevamente durante el día caminaba zamba.

Don Pepe miraba a mi madre bañarse, luego cuando salía, se metía a nuestra casa me obligaba a mamarle su cipote delante de mi hermana y luego se cogía a Tere con lujuria.

-Ya no me coja don Pepe, puede regresar mi mami o vernos alguien por la puerta.

-Cállate putita, bien que te encanta la verga. –Le decía el viejo dueño de la vecindad, mientras presuroso se desnudaba-. A tus primos bien que les mamabas la verga y te la metían por el culo, cabrona. A ver, quítate la bata y abre las piernas, que te voy a comer la panochita, ya veras que te va a gustar.

Cuando mi hermana se quitó la bata, y sus enormes melones bailaron ante los ojos del viejo, este exclamó.

-Que melonzotes tienes mi amor, ya están más grandes que los de tu mamá. No se si mamarte las chichotas primero o tu panochita.

La abrazó besándole toda la cara, bajo hasta el cuello, luego la sujetó de sus nalgas y se las apretaba fuertemente. La tumbó en la cama y le abrió las piernas. Se posicionó en medio de ellas restregando su cipote en el conejito de mi hermanita.
Sus manos se adueñaran de sus enormes pechos, mi hermana suspira como una boba mientras los dedos expertos exploraban las enormes tetas hasta alcanzar las sensibles cimas. Tenia una de las manos permanentemente ocupada en su agradecido pezón, a la vez metía dos de sus dedos en su intimidad. Alternándolos de tal modo que la estaba llevando al borde del orgasmo. Con su boca se adueñado de su otro pecho, chupando y succionando su pezón como si le fuera la vida en ello, mientras sus grandes manos amasaban y apretaban su descomunal cántaro de carne.
Como si fuera una muñeca de trapo, la acostó boca abajo y se dedico a mordisquear y lamer su virginal trasero, estrujándolo a manos llenas. Tere al sentir su húmeda lengua buceando en su cola arranco el primero de sus quejidos de excitación.
-¡Ay! Don Pepe, ¿qué me hace?, que se siente tan rico. Me gusta como mete su lengua.
-Te dije putita, que te iba a gustar, te voy a enseñar a ser una gran putita, la mejor de todas, ya lo veras.
Nuevamente le dio vuelta y separando sus piernas se introdujo en medio de las piernas de mi hermana y siguió succionando con avidez su almejita.
-¡Uy! Don Pepe, ahí, chúpeme, me gusta… Jiji, me hace cosquillas con su bigote.
Intempestivamente mi hermana sujetó con violencia la cabezota de don Pepe y empezó a resollar con fuerza, se estremeció por completo y luego moviendo su pelvis contra la cara de don Pepe, sonreía agradecida.
El viejo se enderezó y le puso su garrote en la boquita de mi hermana, ella empezó a lamer como pudo la punta roja y brillante. Pronto se acostumbró lo suficiente a su sabor como para meterse otro pedazo en la boca. Por ser tan larga no podía albergar mucho trozo, pero el movimiento de su lengua debía de ser muy bueno, porque don Pepe empezó a jadear de placer, pero la apartó con fuerza.

-Espera niña, vas a hacer que te aviente los mecos, y todavía me falta estrenar tu culito.

Fue hacia la cocina y se embarró en los dedos un trozo de manteca.
Se arrodilló detrás de ella. Con las manos separé los cachetes de su trasero y le embadurno el culo de manteca. Ella se inclinó hacia abajo, parando las nalgas y pegándose al prominente vientre del viejo, totalmente resignada y entregada a su suerte.

Con toda la delicadeza de que fue capaz, comenzó a penetrar su virginal culito. Le costó un poco de trabajo. Pero la manteca ayudó mucho. Y pasado un primer punto muy estrecho, y a pesar de los sollozos y de los pequeños gritos de mi hermana, su enorme boa pareció ser engullida por su culo. Otro grito más de dolor que otra cosa, salió de la garganta de mi hermana. Yo me quedé inmóvil, asustado pero sin perder detalle. El viejo empezó a mover su vientre, abriendo los cachetes de las nalgas de mi hermana con sus manos, deleitándose, viendo como tenía completamente ensartada a Teresa, se movía lentamente al principio, hasta que lo hizo con cadencia. Mi hermana le gritaba que se la sacará, que le dolía mucho, pero él, insensible a sus lamentos, siguió machacando su tierno culito hasta que extrajo su falo chorreante de leche y pringando con ella, las prietas nalgas de mi hermanita. Mi hermana quedó recostada boca abajo, sollozando en silencio.

-Ven para acá putito. –Me dijo con aplomo-.

Me acerqué asustado -mientras mi hermana sollozaba en silencio-.

-Límpiale las nalgas a tu hermana. –Me ordenó-.



Comentarios Facebook

ingenieroguess y Adonay198 Le Gusta Esto
__________________
ESTUDIO CIENTIFICO
Un científico norteamericano descubrió con sus estudios que las personas que no tienen suficiente actividad sexual leen los e-mails y/o los Post con la mano posada en elMouse…. Aguas¡¡¡¡
chido666 no está en línea   Responder Citando

compartir
                 
remocion sep Gold sep Silver sep Donar

Antiguo 04-12-2012 , 18:22:21   #22
Denunciante Aprendiz
 
Avatar de chido666
Me Gusta
Estadisticas
Mensajes: 391
Me Gusta Recibidos: 758
Me Gustas Dados: 59
Ingreso: 11 ene 2010

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 2
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion Poder de Credibilidad: 13
Puntos: 4783
chido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igual
  
Ninja Respuesta: La Historia de un homosexual y su degenerada familia ... Incesto, gay, orgias, infidelida

Iba a tomar una toalla, cuando me gritó: Con tu lengua maricón y vas a tragarte mis mecos.

Observé las nalgas redondas y paradas de mi hermana, su piel morena resaltaba la blancura de los mecos de Don pepe, gruesos goterones pringaban sus suaves posaderas, mientras del interior de su colita le salía un liquido anaranjado, que era la mezcla de semen y sangre. Tímido pasé mi lengua por los goterones de leche, saboreándolos, y goloso le chupaba las nalgonas a mi hermana dejándoselas limpias y ensalivadas.

Don Pepe, me observaba fascinado. Y me dijo:

-Mete la lengua dentro de su culito, para que se lo dejes limpio.
A pesar de mi gusto por la leche de Don Pepe, el color del liquido que salía de su ojete, no me gustaba, el probar la sangre de mi hermana no me satisfacía mucho y además alrededor de su culito tenía algunas manchas amarillas producto de las heces que le sacó el cipote de Don Pepe. Moví mi cabeza negándome a realizar la orden del dueño de la vecindad.

Me dio un golpe en la cabeza con su mano abierta, mientras me gritaba:

-No te lo estoy pidiendo de favor, ¡Te lo estoy ordenando, tonto pedazo de mierda!

Asustado y con asco empecé a limpiarle el culo a mi hermana, tenía un sabor acre no tan desagradable como me imaginaba y el olor a popó, desapareció después de un instante. Así que goloso metía mi lengua en su ojetito hasta dejarlo reluciente.

Mi hermana sollozaba al principio, pero cuando empecé a meter mi lengua en su culito, empezó emitir unos pequeños ronroneos de satisfacción.

Cuando terminé me miró con tanta dulzura que me estremecí por completo, sus ojos me agradecían que con mis suaves caricias mitigue un poco su dolor.

El Cipote de don Pepe estaba semierecto aún, y me ordenó que se lo limpiara también. Lo hice gustoso, aunque aparentaba que me aba delante de mi hermana, se lo deje limpiecito.

-Que rico mamas la verga Javiercito, lastima que estoy muy viejo y no aguanto echar dos palos, si no te aventaba los mecos en la boca.

Cuando me enderecé, El viejo miro mi entrepierna y sonriendo nos dijo:

-Bueno, ya Javier te limpio la colita Tere, es justo que tu también le ayudes y le limpies la verga a tu hermano ¿no crees? Anda Javier, sácate la verga y pónsela a tu hermana en la boca. Y tú teresa, mámasela tan bien como me la mamaste a mi, o como se la mamas a tus primos, putita.

Teresa seguía agradecida conmigo y se acercó hacia mí, arrodillándose, me bajó los pantalones, saltando mi pene ante sus ojos. Abrió la boca y la engulló por completo, me hizo la mamada mas hermosa de toda mi vida, me besaba mis testículos, me besaba la base de mi verga y se la volvía a meter toda en la boca… No dure mucho, estaba tan caliente, mi verga estalló lanzando con potencia cinco chisguetes de esperma adentro de su boquita, tragó toda mi leche, sin gestos ni arcadas, cuando acabé siguió mamándome la verga hasta dejarle flácida y limpia.

El viejo dueño de la vecindad soltó una carcajada.

-Lo sabía, jaja. Son unos degenerados, son igual de cachondos que su puta madre, jaja. ¿Qué creen que suceda si se enteran de lo que pasó aquí hoy? A mi me vale verga, y si pone muy loca su madre o sus tíos, los mando a la chingada y los correo de mis casas, jaja. Pero que pensaran cuando se enteren de que Teresa le mamó la verga a Javier, o que Javier le mamó la cola a teresa, jaja. Por eso les dijo, no hay que decir nada y hay que estar calladitos, esto será un secreto entre nosotros tres, jaja.
Nos abrazamos asustados mi hermana y yo, mientras don Pepe salía de la casa sonriente, se fue silbando una canción.

Esta vez el dolor le duró más tiempo, tres días caminó con las piernas abiertas.
Don pepe, una o dos veces a la semana, se metía a nuestra casa y se cogía a Teresa. A veces se la metía por la panocha y otras veces por el culo, pero siempre la dejaba roja de sus pezones, le encantaba mamárselos.


Continuará......
Chido666




__________________
ESTUDIO CIENTIFICO
Un científico norteamericano descubrió con sus estudios que las personas que no tienen suficiente actividad sexual leen los e-mails y/o los Post con la mano posada en elMouse…. Aguas¡¡¡¡
chido666 no está en línea   Responder Citando
Antiguo 05-12-2012 , 11:18:48   #23
Denunciante Aprendiz
 
Avatar de chido666
Me Gusta
Estadisticas
Mensajes: 391
Me Gusta Recibidos: 758
Me Gustas Dados: 59
Ingreso: 11 ene 2010

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 2
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion Poder de Credibilidad: 13
Puntos: 4783
chido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igual
  
Predeterminado Respuesta: La Historia de un homosexual y su degenerada familia ... Incesto, gay, orgias, infidelida

Vamos a tratar de acabar este relato en honor a mis 5 fieles lectores
jeje.
Chido666.


Recuerdo un día -Continuaba relatando javier-., estaba enfermo de fiebre, aun así me levante despacio de la cama al escuchar ruidos provenientes de la habitación de mi madre. Me asomó con precaución. Veo una lucha de cuerpos que no distingo bien, hasta que poco a poco le voy encontrando forma.

Mi madre, esta completamente desnuda, como siempre cuando toma su siesta. Mis primos no están viendo la televisión, sino que se la están cogiendo. Mi madre aun simula que esta dormida, pues sus ojos están cerrados y su cuerpo esta flojo y la mueven como si fuera muñeca de trapo. Mi primo Manuel, esta recostado en la cama, con sus pies en el suelo, tienen a mi madre de rodillas, sentada sobre él, mientras mi primo sujeta sus enormes nalgas blancas para que no se caiga, ya que están casi al borde de la cama, y hace que lo cabalgue. Mi primo mueve su pelvis violentamente, se ve como una parte de su verga entra y sale velozmente de su encharcada panocha. Rafa esta parado atrás de mamá, una pierna la tiene arriba de la cama, también se mueve cadenciosamente y al parecer le esta metiendo la verga por el culo, mientras Pancho sujeta su nuca, metiendo y sacando su rabo de la tierna boquita de mi madre.

En eso se escucha un portazo, después mucho alboroto, alcanzo a escuchar los gritos de mi tío Esteban regañando a mis primos. Cerré la puerta asustado y escondido a través de una rendija me asomó a la habitación de mi madre.

-¡Así te queríamos encontrar Perra degenerada! ¡Eres una puta depravada! –Le gritó a mi madre, mi tío Roberto; luego dirigiéndose a los muchachos, les gritó-. ¡Ustedes que esperan para largarse!, después ajustaremos cuentas.

Mis primos cabizbajos y avergonzados tomaron sus ropas y se vistieron rápidamente y salieron de la habitación desolados, mi madre, esforzándose por ocultar una mueca de sonrisa, simulaba sollozar desconsolada, y les decía que ella no sabía nada, que estaba profundamente dormida, no se había enterado que estuvieran abusaron de ella.

-No te hagas pendeja. -Le dijo mi tío Esteban-. Te tenían como pollo rostizado, ensartada por tus tres agujeros, como no vas a despertar. Que tus mentiras te las crean los muchachos, pero lo que es a nosotros, no nos engañas.

-Y ¿que piensan hacer?... -Dijo mi madre, sonriendo, al ver la enorme carpa que formaban sus pantalones en la entrepierna. Mientras contoneándose majestuosamente, desnuda como una diosa, se introducía al baño de lámina que estaba a un lado de la cama y con bote se echaba agua en su escultural cuerpo-.

.-Ya estamos hasta la madre, -le dijo mi tío Roberto, rojo de excitación al ver a mi madre bañándose a escasos centímetros-, que solo nos des caldo y nada de carne. No sé porque prefieres cogerte a nuestros hijos que son unos idiotas que no saben nada sobre el sexo, son unos inexpertos, lo único que tienen es su fogosidad juvenil, pero no te hacen un buen trabajo, porque terminan muy rápido. En cambio con nosotros no vas a pasar hambre de sexo, te lo aseguro. Ya déjate de andar cogiendo con niños.
-Es que a mi me gustan los jovencitos –Les dijo mi madre, sonriendo, con voz sensual-., los niños no me gustan, tienen que ser mayorcitos, hombrecitos, de 18 pa'arriba pero tampoco me gustan los hombres grandes, que batallan para que se les pare la verga, jaja.

Mis tíos se sacaron el pene del pantalón y se lo mostraban orgullosos.

-Así te gustan las vergas paradas y duras. Le dijo Tío Esteban, mostrando su enorme pene lleno de venas exaltadas y masturbándose lentamente-. Ya Estamos hartos que pases frente a nosotros, te contonees semidesnuda o como ahora, desnuda y no te dejes coger.

-Es cierto. –Afirmo el tío Esteban, mientras se acariciaba el pene, observando como mi madre se quitaba el agua de su cuerpo con una pequeña toalla, mediante movimientos sensualmente eróticos, parecían movimientos naturales, pero no lo eran, mi madre sabía como moverse para explotar al máximo sus atributos -. Ya nos cansamos de que juegos con nosotros así como con los vecinos, lo que necesitas son vergas de machos hechos y derechos, y a partir de hoy te la vamos a dar.

Mi madre los escuchaba mientras se introducía el dedo índice en la boca, les miraba el cipote con lujuria, mientras mordía sensualmente su dedo, se recostó en la cama acariciando su hermoso cuerpo, moviéndose como una gatita en celo. Cuando se dio vuelta y quedó con sus nalgonas en pompa mis tíos exclamaron:

-Que buenas nalgas tienes Lala. –Le dijo mi tío Roberto-.

-Estás bien buena cuñada. –Gruño el tío Esteban-.

No aguantaron más, se desnudaron velozmente, mostrando un torso atlético. Parecían osos, su cuerpo estaba cubierto de vello, sus piernas eran poderosas, musculosas y de su entrepierna se elevaba un enorme cipote moreno, grande y gordo, que se bamboleaba majestuoso, sus enormes bolas colgantes, peludas, estaban a punto de estallar. Se le echaron prácticamente encima. Mis tíos, le besaron todo el cuerpo, peleaban por acaparar y besar más partes de la blanca y suave piel de mi madre. El tío Esteban,
se arrodilló, metió su cabeza entre las nalgas de mi mamá y lambía hurgando en lo más profundo de su agujerito. Ella jadeaba. Movía la cabeza con desesperación. Nunca había visto a mi madre tan caliente.

Mamá se recostó de lado, con las piernas muy abiertas. Tío Roberto comenzó a lamerle el coño. Tío Esteban, después de degustar sus enormes posaderas, se dedicó a acariciarle los monumentales senos, pero rápidamente los dejo para chuparlos por unos breves segundos, luego se incorporó, arrodillándose a un lado de la cabeza de mi madre, y tomando su enorme mástil oscuro, de su gruesa base, la fue colocando en la boquita de mi madre, pero ella estaba estremeciéndose de la calentura que le prodigaban las mamadas de tío Roberto, la oía gemir ahogadamente, como se corría como una loca, tomó con su mano la estaca de tío Esteban, la cual no la abarcaba por completo de lo gruesa que estaba, la apartó de su boca, para gemir con deleite, gritar embelesada, su cuerpo se curvó y finalmente cayó casi sin sentido sobre la cama. Abrió sus hermosos ojos verdes y miró con lascivia el garrote duro como la roca de tío Esteban a milímetros de sus carnosos labios, al principio ella solo se dedicó a pasarle la lengua por el colorado glande, degustando su sabor, deleitándose con su aroma, pero luego sin aviso alguno, se lo metió todo en la boca, tío Esteban tenía la verga completamente erecta, pero una vez que ella se la tragó toda, mi tío se estremeció sintiendo como si le fuera a estallar de lo dura que se le había puesto. Mi madre le regaló una de las mamadas más maravillosas de toda su vida.

Tío Roberto colocó a mi madre a gatas en la cama, sus anchas espaldas y atlético torso, estaba sudoroso, estaba arrodillado detrás de ella, penetrándola cadenciosamente, mientras le azotaba con fuerza las enormes nalgas. Mi madre gateó hasta alcanzar la vergota de tío Esteban, la sujetó con una mano y comenzó a lamerla con tanta parsimonia, con tanta habilidad que me dejó anonadado. Y me di cuenta que mi tío tenía una verga tan grande que llamaba la atención. Mamá, al sujetarla con su mano, no era capaz de rodearla, de lo gorda que la tenía.

Durante varios minutos mamá siguió lamiendo lentamente la tranca de tío Esteban. Deslizaba su cabecita, de arriba hacia abajo. Se detenía en los huevos. Los lamía también. Y volvía hacia ese capullo descomunalmente grande. Entonces se lo metía en la boca. Lo absorbía. Lo devoraba. Mientras su mano acariciaba diestramente los genitales. Mi tío jadeaba con la cabeza hacia atrás y las manos sobre la cabeza de mamá.

-Que rico me mamas la verga cuñada, que rico me chupas la pinga que todas las noches le meto en la panocha a tu hermana. ¿Qué sientes al tener el garrote que era exclusivo de tu querida hermana?

Mi madre no contestaba, pero arreciaba las mamadas al chorizo de mi tío.

Tío Roberto arreció los embates a sus impúdicas nalgas, provocando que el rostro de mi madre chocara con las gordas pelotas de tío Esteban, batallaba para engullirse los testículos de mi tío o atrapar con sus labios la gruesa barra babeante.

-¡Que buena estás Lala! No sé porqué saliste tan puta, como te encanta el tolete de los machos, tus obscenas nalgotas están destinadas a ser taladradas por las reatas, como te gusta que te perforen el ojete.

Los enormes melones de mi madre oscilaban sin parar de un lugar a otro por el feroz zarandeo de que era objeto. Mi tío la bombeaba fuertemente, sin misericordia a los continuos jadeos de mi madre.

Aferrado a ella de sus caderas, por detrás, tío Roberto, clavaba con su verga a mi madre. El la tomaba por la cintura y era perfectamente visible como su enorme verga se escondía y salía bajo las enormes nalgas de mamá, aunque no era muy claro si su verga taladraba su ano o su vagina. Lo que si era visible era el rostro de placer de tío Roberto quien en su cara reflejaba la maravillosa sensación de sacudir su verga dentro del sexo de mi mamá, y la cadencia rápida con la que su abdomen se mecía contra el gigantesco trasero de mi madre. Colocó su peluda mano en la base de su blanca espalda, mientras con la otra presionaba por la nuca, la empujaba para que se metiera más adentro el chisme de tío Esteban. Mi madre elevó más sus enormes y redondas nalgas, entonces las caderas de tío Roberto, la embistieron agresivamente y comenzó a bombear su culo a un ritmo brutal. Gotas de sudor resbalaban por su rostro, con su cuerpo sacudiéndose de atrás para adelante, con cada acometida, mientras las firmes nalgas de mi madre, recibían su cruel castigo. Mi tío se estremeció, gruñendo fieramente, sacó el mástil del fondo del culo de mi madre, escupía goterones de semen a diestra y siniestra bañando por completo las enormes nalgas blancas de mamá.

Continuará....


__________________
ESTUDIO CIENTIFICO
Un científico norteamericano descubrió con sus estudios que las personas que no tienen suficiente actividad sexual leen los e-mails y/o los Post con la mano posada en elMouse…. Aguas¡¡¡¡
chido666 no está en línea   Responder Citando
Antiguo 05-12-2012 , 12:36:06   #24
Denunciante Encarretado
 
Avatar de rodrigarcia
Me Gusta
Estadisticas
Mensajes: 654
Me Gusta Recibidos: 130
Me Gustas Dados: 495
Ingreso: 03 may 2009

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 0
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion Poder de Credibilidad: 27
Puntos: 31316
rodrigarcia esta muy cerca de la perfeccionrodrigarcia esta muy cerca de la perfeccionrodrigarcia esta muy cerca de la perfeccionrodrigarcia esta muy cerca de la perfeccionrodrigarcia esta muy cerca de la perfeccionrodrigarcia esta muy cerca de la perfeccionrodrigarcia esta muy cerca de la perfeccionrodrigarcia esta muy cerca de la perfeccionrodrigarcia esta muy cerca de la perfeccionrodrigarcia esta muy cerca de la perfeccionrodrigarcia esta muy cerca de la perfeccion
  
Predeterminado Respuesta: La Historia de un homosexual y su degenerada familia ... Incesto, gay, orgias, infidelida

Muy buen avance, gracias chido, a espera de la continuacion

rodrigarcia no está en línea   Responder Citando
Antiguo 05-12-2012 , 17:08:36   #25
Cazador de Repes
Denunciante Leyenda
 
Avatar de Stone Cold
Me Gusta Stone Cold apoya: Zona Hot
Estadisticas
Mensajes: 69.167
Me Gusta Recibidos: 19739
Me Gustas Dados: 16599
Ingreso: 01 sep 2008

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 92
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion Poder de Credibilidad: 678
Puntos: 1265427
Stone Cold tiene reputación más allá de la reputaciónStone Cold tiene reputación más allá de la reputaciónStone Cold tiene reputación más allá de la reputaciónStone Cold tiene reputación más allá de la reputaciónStone Cold tiene reputación más allá de la reputaciónStone Cold tiene reputación más allá de la reputaciónStone Cold tiene reputación más allá de la reputaciónStone Cold tiene reputación más allá de la reputaciónStone Cold tiene reputación más allá de la reputaciónStone Cold tiene reputación más allá de la reputaciónStone Cold tiene reputación más allá de la reputación
Premios Recibidos
10 Años Mencion De Honor Denunciando Mencion De Honor Denunciando Mencion De Honor Denunciando Mencion De Honor Denunciando Mencion De Honor Denunciando 
Total De Premios: 6

  
Predeterminado Respuesta: La Historia de un homosexual y su degenerada familia ... Incesto, gay, orgias, infidelida

uuufff genial como ha seguido este relato,y al parecer javier no era el unico maricon,los primos tb jajaja.
De todos modos muy bueno y esperando el final

__________________

Si te gusta la Localía, gimme a hell yeah!


Stone Cold no está en línea   Responder Citando
Antiguo 07-12-2012 , 11:57:15   #26
Denunciante Aprendiz
 
Avatar de chido666
Me Gusta
Estadisticas
Mensajes: 391
Me Gusta Recibidos: 758
Me Gustas Dados: 59
Ingreso: 11 ene 2010

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 2
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion Poder de Credibilidad: 13
Puntos: 4783
chido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igual
  
PixelSHERLOCK Finished Respuesta: La Historia de un homosexual y su degenerada familia ... Incesto, gay, orgias, infidelida

-Así te quería tener putita. –Le dijo tío Esteban-. Con toda mi verga dentro de tú linda boquita. Desde que primer día que te vi he querido cogerte, taladrarte el culote que tienes, mamarte las nalgotas que te cargas… Cómetela toda puta, hasta el fondo, quiero eyacular dentro de ti.


La sujetó fuertemente de la nuca, y se estremeció por completo, movía su pelvis salvajemente, clavándosela hasta el fondo de la garganta, a mi madre se le ensanchó el cuello, las venas se le marcaban y su rostro se puso colorado. Cuando salió la verga de tío Esteban de sus labios, ésta estaba flácida, semi erecta, y completamente limpia. Mi madre sonriéndole, abrió su boquita y le enseño la lengua para que viera que se había tragado toda su leche.

-Eres una puta golosa. Le dijo tío Esteban-.

-¿Mi hermana te la mamá tan rico como yo?

-Y tú. –Le dice a mi tío Roberto-. Tu mujer mueve las nalgas como yo, le metes tu gorda verga en el culo como a mí… Estoy segura que ni siquiera le metes la cabeza en su gordo culo, cuando ya esta chillando, jaja.

-¡Cállate puta! Y mámame la verga, que apenas estamos empezando. A mi esposa, tu hermana, no la metas; ella no es puta como tú, ella es una mujer decente, ella no chupa garrotes, ni se la meto por detrás, para eso están la viejas como tú, las que les encanta que se las ensarten, las que les encanta mamar vergas.

-Jaja. -Rió mi madre-. Luego sujetando ambas anacondas con sus manitas, las sacudió y las miró con impúdica obscenidad-. Tienen razón, a mis puritanas hermanas, solo métansela por delante, como Dios manda. Pero a mí, mamen mi panocha hasta venirme una y otra vez, chápenme le culo, muérdanme las nalgas, métanme su garrote por donde más les plazca, por la panocha, por el culo, derramen sus mecos en mis tetas, en mi rostro, en mis nalgas. -Mamando las vergas de mis tíos con glotonería, añadió-. Para eso tienen a la puta de su cuñada, para que le hagan lo que no pueden hacer a sus mujeres.

Tío Esteban, le abrió sus torneadas piernas y le pasaba su pene por su rajita que se abría como una flor. La envistió con toda su fuerza y ella con los pies en sus hombros, recibiendo todo con gran placer, mientras sus chichotas redondas se mecían con obscenidad. Mientras tío Roberto la estaba follando por la boca literalmente. Era algo alucinante, verlos a los tres en el éxtasis, mi madre con las piernas en el aire como buscando que ese pene entrara mas en su vagina.
Mi madre se introducía la gorda pija en la boca, a la vez que tío Roberto se la metía hasta la garganta. La verga de tío Roberto comenzó a desaparecer dentro de la boca de mi madre. No desapareció toda. Era demasiado larga. Y poco a poco fue saliendo de su boca, con lentitud… Repitió el proceso varias veces más, sin dejar de acariciarle los genitales. Y deteniéndose en lamer lascivamente su capullo cada vez que se lo sacaba de la boca. Después de esto comenzó con mayor rapidez a meterse y sacarse aquella polla de la boca. Cada vez más rápido. Hasta alcanzar un ritmo tan frenético que creí se rompería el cuello. Él le apartó la verga de su boca, y lanzando un prolongado gemido, entrecortado, se agarró la verga y meneándola, le llenó el cuello y el rostro con su leche. Aún con el semen deslizándose hacia sus pechos, mi madre agarró con dulzura su verga aún erecta y se la mamó con delicadezas, saboreando el suculento néctar extraído.

No sé cuantas veces, eyacularon en el cuerpo de mi madre ese día, pero me cansé de mirar, sentía el rostro muy caliente, tenía escalofríos… Por lo que me retiré a dormir nuevamente.

A mis primos les prohibieron que vinieran a la casa, ahora eran mis tíos que todos los días llegaban a la hora en que mi madre tomaba la siesta, se la cogían por largo rato, después, ella sonriente, les daba de comer, luego ellos, se retiraban a trabajar nuevamente.



En este punto Javier interrumpió el relato y se lanzó desaforadamente buscando mi verga que me dolía de lo parada que estaba. Me lo cogí tres veces en esa noche, hasta que nuestros cuerpos sudorosos y agotados, se adormecieron.

La noche siguiente que llegue a su Departamento, me sorprendió que me abriera una hermosa muchacha, de pelo largo, de piel blanca y suave, su maquillaje resaltaban unos hermosos ojos color esmeralda, vestía una blusa blanca y una minifalda de cuadros y calzaba unos zapatos altos de tacón, se le apreciaba una cintura pequeña adornada con un cinto blanco grueso, tenía unas piernas torneadas de infarto, sus labios carnosos estaban pintados de rojo y su sonrisa mostraba una dentadura blanca y cuidada, era como ver una deidad en este mísero mundo, estaba hermosa la condenada. En un principio pensé que era algún familiar de Javier. Cuando se colocó de lado para abrir la pequeña puerta de la jardinera, pude apreciarle unas tremendas nalgas redonditas y paradas.

-Hola, hasta parece que no me conoces. –Me dijo con una voz femenina, suave y sensual-.

-¿He? Disculpe…. –Balbucee tontamente-.

-Jajaja, jajaja. –Rio sensualmente-. Soy Javier, ¿apoco cambié tanto? Jaja.

No lo creía, lo estuve contemplando durante varios minutos, de arriba abajo, parecía toda una putita.

- No pienses, no digas nada, -Me dijo con una vocecita tan erótica que me estremecí-. Solo bésame como si fuera la primera vez Como si fuera la última.

No lo dudé ni un segundo, nos besamos apasionadamente durante varios minutos, luego, tomándolo del brazo, me lo lleve a la recamara casi a rastras. Lo tumbé en la mullida cama y con una parsimonia casi religiosa le fui sacando la ropa a medida que mis labios iban besando todo su suave y perfumado cuerpo.

Me hice adicto al sabor de sus labios, a la ternura con que me contemplaban embelesados sus lindos ojos. Tomé la pequeña botella de aceite aromático de la mesita del buró y lentamente me acaricie mi gorda verga que hinchada parecía querer explotar.

-Cierra los ojos. –Le dije con dulzura-. Y Déjate llevar por el instinto de mi caliente verga. No dejes que el murmullo de la noche distraiga tus sentidos, aflójate para que sientas la calidez que mi tolete.

Coloqué sus torneadas piernas en mis hombros, apunte mi gorda verga en la entrada de su culito y empuje suavemente, la gloria celestial se abría al mismo tiempo que mi tolete traspasaba los pliegues de su esfínter. Nuestras lenguas se enfrascaron en una lucha bestial a medida que mi rifle le perforaba el ojete en una cadencia sensual.

-¿Lo sientes? –Le murmuraba en su oreja-. ¿Sientes lo gruesa que esta, lo hinchada que me la pones? Esta verga es solo tuya, para toda la vida, si así tú lo quieres.

Sus piernas rodeaban mi cintura cuando exploté en su interior. No habían pasado siquiera cinco minutos, cuando nuevamente estábamos en el fragor de las caricias, estábamos ebrios de deseo, nos revolcábamos como dos animales en celo. En un momento dado, el se monto en mi, metiéndose todo mi pene en la boca, su pequeña verga, dura y caliente me rosaba las mejillas, hasta que presuroso abrí mi boca y la atrapé entre mis labios, era el más delicioso sesenta y nueve de toda mi vida. Siento un delicioso cosquilleo que parte de lo más profundo de mis testículos hasta la base de mi cabeza, mi cuerpo empezó a convulsionar y le suelto un río de semen en su boquita, con tanta fuerza que alcanzó a pringarle toda su carita y parte de el pecho antes que le atrapara con sus labios, era tanta mi excitación cuando veo que un chorro de semen sale de la verga de Javi, me abalanzo a tragarlo con desesperación, estábamos los dos tragando el semen del otro al mismo tiempo. Cuando Javi se vino a raudales dentro de mi cavidad bucal, no hice gestos ni arcadas, era el elixir de mi amada, era líquido de la fuente de la vida y el amor… Me los trague por completo, y le deje su penecito, flácido y limpio.

Todos los días, me recibía vestido de mujer, a veces se disfrazaba de enfermera, en otras ocasiones de maestra, en algunas de colegiala, en fin, era un erotismo de la chingada. Pasaron semanas sin que hubiera necesidad de que me contara la historia de su vida.

Una noche, mientras retozábamos desnudos en la cama, sentí que la mano de Javi toco mi mano y la llevo justo sobre su pene, lo tenia duro y calientito. Me besó con frenesí mientras me susurraba:

-¿No quieres saber que se siente? ¿No tienes curiosidad? Tener una verga dura y caliente enterrada en tu culito… Te la quiero meter, quiero que sientas el cielo, lo rico que es, no quiero ser egoísta y ser solo yo, el que disfrute de esta agradable sensación, es otro mundo, se siente riquísimo estar ensartado por una verga rica y jugosa.



ingenieroguess y Adonay198 Le Gusta Esto
__________________
ESTUDIO CIENTIFICO
Un científico norteamericano descubrió con sus estudios que las personas que no tienen suficiente actividad sexual leen los e-mails y/o los Post con la mano posada en elMouse…. Aguas¡¡¡¡
chido666 no está en línea   Responder Citando
Antiguo 07-12-2012 , 11:59:23   #27
Denunciante Aprendiz
 
Avatar de chido666
Me Gusta
Estadisticas
Mensajes: 391
Me Gusta Recibidos: 758
Me Gustas Dados: 59
Ingreso: 11 ene 2010

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 2
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion Poder de Credibilidad: 13
Puntos: 4783
chido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igual
  
PixelSHERLOCK Finished Respuesta: La Historia de un homosexual y su degenerada familia ... Incesto, gay, orgias, infidelida



Me quede sin aliento, no sabia que decir. El ante mi silencio, me acariciaba y me pegaba su verga entre mis nalgas. Se ungió su pequeña y delgada verga con aceite aromático, luego se lleno dos dedos y me los empezó a pasar por toda la raya de mis temerosas nalgas, para luego meter en mi culito, su dedo medio hasta los nudillos.

-¡Ahhh! ¡Arrgg! Duele –Le dije-. Despacio que por ese agüero no ha entrado nada.

-Relájate mi vida, no tengas miedo y afloja el culito. Ya veras que te va a gustar. –Me decía mientras trataba de meter dos dedos en mi estrecho agujerito-.

Me colocó en cuatro patas, y se posiciono atrás de mí. Sentía su suave pene palpitando de excitación, recorriendo toda mi raya. Mientras me acariciaba la verga que la tenía dura a más no poder. Su miembro erecto empezó a empujar mi adolorido ojete, y sin aviso, me metió de un solo golpe ese hermoso animal dentro de mi apretado culo. Sentí que me faltaba la respiración, que me ahogaba mientras mi rostro se ponía morado.

-¡Ayyyyy, Gueeey! ¡Ya me desgraciaste, cabrón! ¡Ayyyy! Ya me partiste en dos Guevón de mierda, ¡Sacala por favor! ¡Ya no aguanto!

El muy cabrón solo se reía mientras me sujetaba con fuerza de la cintura, y me pompeaba vertiginosamente.

-¡Aguanta! ¡No seas llorón! Vas a ver que después vas a llorar por querer que te coja todo el día y vas a suplicar que no te la saque, jaja. ¡Que rico culito apretado tienes amor! ¡Toma, toma, aguanta mi vida, toma, toma, siéntelo, ¿ves que rico es?

-¡Puf! ¡Duele! ¡Ayy! ¡Sácala! ¡Arg! ¡Puf! –Solo pujaba y me quejaba, Le empujaba con las manos para que se desenchufara, pero el muy ladino, me tenía bien cogido - .

Al parecer no tardo mucho en venirse a raudales en mi adolorido ojete, pero a mi se me hizo una eternidad.

Duré como una semana rozado y caminando zambo y eso que tiene la verga chiquita y flaquita, si no yo creo que ya estaría muerto. Javier todos los días me hablaba pidiéndome que le perdonara. Lo hice después de dos semanas, pero antes le hice prometerle que no volvería a cogerme. Las reglas están bien claras, -le dije-, tu eres la buena, la culona, la mujer bella, la muchacha hermosa de quien estoy enamorado y yo soy el macho, ¿para que andamos experimentando?

Hoy cumplimos tres meses de Novios, fuimos a cenar y a tomarnos unas copas.

-Estoy muy cansado. -Le digo-, en vez de coger creo que mejor nos acostamos ya ¿No crees?

-Claro mi amor. –Me dijo con voz sensual, mientras me recostaba en la cama, sintiendo una rica pesadez-. Por cierto, no te he terminado de contar la historia de mi familia ¿verdad?

Mi hermana se puso más buena. –Empezó a relatar Javier-. Sus hermosas piernas estaban más torneadas, sus enormes melones llegaron a su máximo tamaño y poseía un bonito, redondo y parado trasero. Tenía ya, las tetas más grandes que mi mamá, más no así su trasero, porque las nalgas de mi madre eran de otro mundo.

Con el tiempo nos enteramos que su novio era de dinero, y la visitaba los sábados y domingos, y se quedaban platicando de dos a tres horas. Un día los estuve vigilando a ver si hacían travesuras y lo único que hicieron fue darse dos besos con la boca cerrada. Eran unos aburridos.

Don Pepe se la cogía una o dos veces al mes, la llenaba de regalos, y ella se acostumbro a que le dieran obsequios por sus favores. Mis primos para cogérsela tenían que darle dinero, comida, collares, golosinas o cualquier cosa que para mi hermana tuviera valor. Debían de traer dos raciones, la mayor parte para ella y una pequeña parte para su querido hermanito, para que les eche aguas (Vigile, que no los vea nadie). Por su linda panochita o su ensanchado culito, pasaron las vergas de todos mis primos, uno que otro vecino, y la de muchos, pero muchos jovencitos de la colonia (todos Jóvenes a excepción de don Pepe).

Su fama creció en toda la colonia y diariamente se la cogían tres veces. Una en la mañana, otra a mediodía y la última en la noche… Pasaron meses realizando estas actividades, A veces eran dos o tres los encargados de perforarle sus agujeritos.

Mis primos Rafa y Pancho se habían cogido a mi hermana en el medio día, ahora eran las ocho de la noche, mi hermana estaba adentro de un coche (Estaba descompuesto, le faltaban las ruedas) con dos amigos de mis primos. Me habían regalado una soda y un submarino (pan), para que les echara aguas, no me enteré que les pidió mi hermana a cambio de sus servicios.

Vigilaba que no se acercara nadie, a veces transitaban por ahí la gente, como a 20 metros de distancia… Si se acercaban más, corría y le pegaba al capacete del coche para prevenirlos. Cerca del auto había un poste con una lámpara. Con su luz, alcanzaba a ver las siluetas de mi hermana y los dos muchachos dentro del auto.

Mi hermana vestía una falda de tablones y una camiseta sin sujetador. Por las siluetas, observé como los dos muchachos se bajaban los pantalones hasta los tobillos, sentados en el asiento trasero, con las vergas al aire. Mi hermana se bajó los calzones, se levantó su falda hasta la cintura y se sentó arriba de un muchacho, metiéndose la verga poco a poco, hasta desaparecer, no distinguía si se la metían por su panocha o por su culo. Mi hermana empezó a subir y a bajar sobre la cintura del joven, éste desesperado, le levantó la camiseta dejando al aire sus enormes melones, inmediatamente los comenzó a magrear fieramente, su pelvis se movía frenéticamente de arriba abajo, haciendo brincar a mi hermana, la cual comenzó a jadear y a quejarse, mientras, éste le besaba en la boca. El otro muchacho empezó a mamar los cantaros de carne de Teresa. Segundos después empinaba la cabeza de mi hermana hasta su enorme falo para que se lo mamara. Minutos después se cambiaban de posición y se la trajinaban salvajemente. El coche se mecía lentamente de un lado hacia el otro, mientras en su interior, los sudorosos cuerpos de los muchachos, sacudían a una velocidad vertiginosa su pelvis en las rotundas nalgas de Teresa.

La sesión terminaba, cuando a través de las siluetas, vislumbraba como mi hermana tomaba algo de papel sanitario y se limpiaba cuidadosamente su entrepierna, mientras los afortunados poseedores de su cuerpo, bajaban del auto, sonrientes y satisfechos.

Mi hermana llegaba hasta mí, apestosa a semen, me besaba tiernamente en la mejilla y nos regresábamos a casa. A veces miraba algunas manchas de semen en su sedosa cabellera, otras en su falda, pero lo que más me gustaba era ver sus hermosos dientes blancos, que asomaban perfectamente delineados a través de su radiante sonrisa, satisfecha y llena de felicidad.

Mi hermana crecía, ahora rondaba los 14 años, pero solo en su mente, a causa de su enfermedad porque su edad y su cuerpo era el de toda una mujer escultural, nada de grasa en su abdomen, piernas torneadas, nalgas redondas y paradas y un par de grandes y redondas tetas y una carita de ángel… En verdad eran afortunados los que le taladraban sus agujeros.

Pero todo lo bueno se acaba, un día, que no estaba yo presente, para echarles aguas, mi madre la descubrió, y le puso tremenda paliza que se le quitaron las ganas de andar de güila, como le dijo mi madre. La verdad no sé si fueron los golpes, o la charla que tuvo con ella, ambas lloraron, y al final, felices se abrazaron.


Otro día que recuerdo muy bien, fue cuando estábamos en la casa de mis primos, me habían ordenado que, llegando de la escuela, me bañara y los visitara. Estábamos los tres desnudos. Beto besaba mis nalgas y de vez en cuando me daban unas pequeñas mordidas, me gustaba mucho cuando introducía su lengua en mi trasero. Con sus manos, me abrió los cachetes, y escupió abundante saliva en mi culo, luego escupió nuevamente sobre su verga parada. La apuntó a mi agujerito y me la metió despacio. Sentí un poco de molestia.

-Espera. –Me dijo, extrayendo su caliente verga-. Me voy a poner algo para que resbale mejor.

Fue a la cocina y se untó un poco de aceite en su pito y sus manos aceitosas me las pasó por en medio de mis nalgas, me metió un dedo en mi culito para que el líquido me llegará bien adentro, luego tomó su verga de la base y sacudiéndola eróticamente de arriba abajo, me hizo señas para que me acomodara. Me puse de rodillas en la cama, con las nalgas en pompa y me separe los cachetes.

-¡Que ricas nalgas tienes Javier, blancas y suaves, gorditas como a mi me gustan. Ahora si, primo. –Me dijo- Te voy a meter toda mi verga en tu apretado culito.

Beto deslizaba por la raya de mis blancas nalgas su larga reata, me encantaba lo calientita y suave que se sentía. Luís estaba sentado en la cama con las piernas abiertas, su pinga estaba dura y a escasos milímetros de mi rostro. Impaciente me tomó de la nuca y me la metió en la boca.


ingenieroguess y Adonay198 Le Gusta Esto
__________________
ESTUDIO CIENTIFICO
Un científico norteamericano descubrió con sus estudios que las personas que no tienen suficiente actividad sexual leen los e-mails y/o los Post con la mano posada en elMouse…. Aguas¡¡¡¡
chido666 no está en línea   Responder Citando
Antiguo 07-12-2012 , 12:01:18   #28
Denunciante Aprendiz
 
Avatar de chido666
Me Gusta
Estadisticas
Mensajes: 391
Me Gusta Recibidos: 758
Me Gustas Dados: 59
Ingreso: 11 ene 2010

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 2
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion Poder de Credibilidad: 13
Puntos: 4783
chido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igual
  
PixelSHERLOCK Finished Respuesta: La Historia de un homosexual y su degenerada familia ... Incesto, gay, orgias, infidelida



Mi culito se abría por completo albergando la larga verga de Beto, sentí, orgulloso, como su pelvis chocaba con mis nalgas.

-Ya tienes toda mi verga adentro de tu culo, primito. ¿Te gusta?

-Si. –Respondí moviendo mi cabeza, con el vergajo de Luís dentro de mi boca-.

Beto comenzó a moverse lentamente, sacando y metiendo su verga, a un ritmo pausado, después fue aumentando el ritmo, con sus manos me apretaba y sobaba mis nalgas.

-Tienes un culito bien sabroso Javi, tus nalgas están bien bonitas, redonditas y paraditas, que rico se siente como resbala mi verga por tus nalguitas y como me la aprietas con tu culito.

Yo tomaba la verga de Luís con la mano, lo saboreaba gustoso, lo enrollaba con mi lengua desde la base hasta su lindo glande, estaba lleno de mi saliva y resbalaba divinamente, a veces lo masturbaba un poco y en otras me gustaba rozarlo contra mis labios y mejillas o sacando mi lengua, lo golpeaba contra ella.

-Chúpame también las bolas Javi. –Me dijo Luís, empujando mi cabeza hacia ellas-.

Le pasé la punta de la lengua, luego me los metía completamente en la boca, para volver a su banano y seguir mamándolo.

La puerta del cuarto se abrió y todos asustados saltamos y nos cobijamos con una sabana, simulando que estábamos acostados, viendo la televisión.

-¿Qué están haciendo cabrones? Jaja –Gritó mi primo Ángel, que venía acompañado de su hermano Pablo-. Les saqué un pedo verdad, se asustaron, jaja.

-Ya ni chingas. –Le dijo Beto-. Deberías de tocar primero. Nos estamos cogiendo a Javier, entre mi hermano y yo, estaba a punto de aventarle los mecos, cuando interrumpieron… Bueno, en lo que estábamos.


Se apartó la sabana, me tomó de la cintura y se colocó atrás de mí, metiéndome de un empuje su larga verga, haciéndome gemir. Luís me abrazó con sus piernas introduciendo su verga en mi boca. Beto comenzó a machacarme con un frenético mete y saca, mientras continuaba con mi mamada sobre el pene de Luís.

-Órale, encuérense para que se lo cojan. –Les dijo Beto a sus primos, Ángel y Pablo-.

Pablo se desvistió rápidamente y colocándose a un lado de Luís, me pidió que se la mamara también. Tenía una verga en cada mano y alternaba mi boca para engullirlas por completo, les pasaba la lengua por sus pelotas, me las metía en la boca, luego las envolvía con mi lengua y recorría desde su base hasta la punta para tragármelas nuevamente hasta el fondo de mi garganta.

-¿Que tal coge? –Le dijo Ángel a Beto-.

-Mira, acércate. –Le contestó Beto, mientras sacaba completamente su rabo de mi colita, luego colocándolo en al puerta de mi agujerito, le dijo. Mira como se la traga, como se le abre el culo. –le dijo mientras empujaba poco a poco-. Ves, me lo aprieta bien rico… Mira, Javi tiene su pito parado, le gusta como me lo estoy cogiendo, le gusta la verga por eso esta caliente, jeje.

No lo había notado, pero si, mi pene estaba duro y grande, no tanto como el de Beto y Ángel pero si muy parecido en tamaño al de Luís y Pablo.

Ángel se bajó los pantalones hasta los tobillos, mostrando una larga y gorda verga morena, se bajo la piel descubriendo la roja cabeza y situándola entre mis labios.

-Chápame la verga, putito. –Me dijo, ronco de la excitación-.

Beto aceleraba los movimientos de su pelvis contra mis adoloridas nalgas. Observé la hermosa reata de mi primo, en la punta sobresalía una pequeña gota cristalina, mientras mi cuerpo era sacudido en un vaivén violento, mis manos en forma automática con una verga en cada una de ellas, masturbaban a mis otros primos. Curioso, pasé mi lengua por el colorado glande, tomando la gota y degustando su rico sabor, deleitándome con el aroma a macho, para luego sin aviso alguno, me lo metía todo en la boca. Durante varios minutos seguí masturbando a mis primos y lamiendo lentamente la tranca de Ángel. Deslizaba mi cabeza, de arriba hacia abajo. Me detenía en los huevos peludos. Los lamía también. Y volvía hacia ese capullo colorado, grande. Entonces me lo volvía a meter en la boca. Lo absorbía y lo devoraba.

Beto gruñía estrepitosamente, acelerando los movimientos, hasta que sacando su chisme me bañaba con su semen hirviente, mis nalgas y mi espalda. Luís tomó su lugar y me metió sin dificultad su verga en mi abierto culo.

Beto, apartando a Pablo le dijo:

-Espera primo, deja que me limpie primero la verga, y después que te la vuelva a mamar.

Ahora tenía en una mano la gorda reata de Ángel y en la otra la larga verga de Beto, chorreante, apestosa a semen y a mi cola, a veces les acariciaba diestramente los genitales y en otras, alternaba las vergas de mis primos, chupándolas como si fueran las mejores paletas que probaba en mi vida. Mientras que Pablo me agarraba las nalgas, me las apretaba y me abría los cachetes, para que Luís, me trituraba sin dificultad, mi tierno culito, con un feroz mete y saca.

Ese era el cuadro que descubrió mi madre cuando intempestivamente abrió la puerta.

Trataba inútilmente de meterme las dos vergas en mi boquita, cuando se escuchó el golpe de la puerta. Mi madre peló sus hermosos ojos verdes, incrédula ante lo que veía, su rostro de asombro se transformó en ira. Mis primos asustados no reaccionaron a moverse, Luís continuaba con toda su verga en lo más profundo de mi culo, Pablo continuaba abriéndome los cachetes de las nalgas y Beto y Ángel seguían con su chisme entre mis labios.

-Pe-pero que le están haciendo a mi hijo. ¡Malditos pervertidos! –Gritó mi madre iracunda-. ¡No ven que el esta enfermo, su mente es la de un niño, cabrones! ¡Suéltenlo desgraciados!

Todos se vestían rápidamente y trataban de salir de la casa, se cubrían con los brazos, los golpes que les lanzaba mi furiosa madre. Asustado recogí mi ropa y me vestí lo más rápido que pude y esperaba llorando, los golpes que me corresponderían.

Cuando quedamos a solas, levantó la mano para golpearme… pero la dejó ahí, arriba. Su mirada de furia se transformó en una mirada llena de ternura. Me abrazó fuertemente, mientras me llevaba a casa, gruesas lágrimas se deslizaban por sus mejillas. Ya en casa se me quedo viendo durante un largo rato y luego, jugueteando con mi cabello me dijo:

-¿Te obligaron? para que te dejaras hacer… Eso.

-No. –Le respondí asustado, en mi lenguaje corporal-.

Se tapó la boca con su mano, ahogando un sollozo.

-¿Porqué mijo? ¿Porque te dejaste? –Me dijo mi madre, en mi lenguaje, moviendo sus blancas manos y sus largos y delgados dedos-.

-Es que soy un maricón, mamá. –Le dije resignado-.

No sabía si mi madre, sonreía o lloraba más.

-¿Porqué dices que eres un marica?

Adonay198 Le Gusta Esto.
__________________
ESTUDIO CIENTIFICO
Un científico norteamericano descubrió con sus estudios que las personas que no tienen suficiente actividad sexual leen los e-mails y/o los Post con la mano posada en elMouse…. Aguas¡¡¡¡
chido666 no está en línea   Responder Citando
Antiguo 07-12-2012 , 12:03:19   #29
Denunciante Aprendiz
 
Avatar de chido666
Me Gusta
Estadisticas
Mensajes: 391
Me Gusta Recibidos: 758
Me Gustas Dados: 59
Ingreso: 11 ene 2010

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 2
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion Poder de Credibilidad: 13
Puntos: 4783
chido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igual
  
TskTsk Emoticon Respuesta: La Historia de un homosexual y su degenerada familia ... Incesto, gay, orgias, infidelida



Sin pronunciar palabras, allí estábamos, mi madre y yo, platicando lo sucedido.

-Mis primos dices que lo soy. –Le respondí-, porque al ver mis pompas se les paro su pito, y cuando eso sucede, es porque el dueño de las nalgas, es maricón. Dicen que, solo los maricones tienen las nalgas hermosas, y que yo, las tengo muy bonitas, porque dicen que se parecen a las tuyas.

-¡Eso no es cierto! –Manoteo molesta-. Lo que pasa es que son unos degenerados. Tus pompas están muy hermosas mijo, pero para las mujeres, y no solo tus pompas, eres muy guapo, vas a romper el corazón de muchas chicas.

-Me dijeron que si me metía su pinga en mi boca, y si no me daba asco, significaba que era maricón. Me las metí en la boca y no me dio asco, porque no vomité.

-¡Mienten! Nuevamente mijo. Muchos hombres tienen dudas, a veces hasta que son adultos, deciden su preferencia sexual. Tú lo que sentías era curiosidad. Quiero que comprendas bien lo que te voy a decir… El sentir curiosidad no te hace marica, ni el haber permitido que tus primos te hicieran eso. Pero, no es correcto que los hombres hagan eso. No permitas que nadie te vuelva a tocar, ¿está bien?

-Si. Mamá.

-Y ¿por qué tenías curiosidad? –Me dijo-.

Jamás habíamos charlado tan bien, como buenos amigos, los mejores amigos. Le platiqué lo que mis primos le hicieron a mi hermana, lo que sentí. Le comenté que la vi con mis tíos. Le dije que la espiaba cuando mis primos se la cogían. Mi madre se tapó su sensual boca con los dedos de la mano, asustada. Luego, me aseguró que ella en verdad dormía y nuevamente insistió que mis primos, eran unos pervertidos. Así continuamos conversando por largo tiempo.

Me hizo prometerle que jamás, me dejaría que me cogieran nuevamente, a cambio, ella me prometió que no volvería a coger con mis primos o mis tíos.

Mis primos, a la semana de que mi madre nos descubriera, querían cogerme nuevamente, después, me solicitaban que al menos les mamara la picha, al final me suplicaban que tan solo los masturbara… Pero yo, aún tenía miedo, que mi madre nos descubriera otra vez, así que siempre me negaba. Pero va tanto el cántaro al agua hasta que se rompe.

-Ándale primo, déjame meterte la verga. –Insistía mi primo Pablo-.

-No. ¿Para que insistes? Ya te dije que no soy marica, y ya no voy a dejar que me cojan, ni a mamárselas ni nada. –Respondía manoteando en el aire-.

-Deja te cojo sobre el pantalón, no tienes que quitártelos, nomás quiero apoyar mi verga en tus redondas nalgas.

-Ya te dije que no, no estés jodiendo. –Le dije, molesto, mientras me retiraba-.

-Espérate. –Me dijo, sujetándome del brazo, y mirando hacia todos lados, agregó-. Si me dejas restregar mi verga en tu trasero, sobre los pantalones, yo te jalo tu verga. ¿Qué dices? ¿No quieres que te la jale?

Me quedé helado, no sabía que responder, ya no quería que me tomaran por marica, porque cuando lo hacían, me trataban mal, me hablaban despectivamente, me insultaban y me sentía menos… Ahora me suplicaban, me hablaban bien… Y hasta estaban dispuestos a masturbarme. No tuve tiempo de pensar mucho, Pablo estiro su mano buscando mi pene, cuando lo encontró, lo empezó a sobar sobre el pantalón. Mi cuerpo se estremeció por completo, y mi verga dio un respingo, parándose inmediatamente.

-¡Sácatela! para jalártela.

Me baje el cierre velozmente y la extraje de mis pantalones, estaba dura como la roca, inclinada hacia arriba. Pablo se sacó la suya poniéndomela entre mis nalgas, la guiaba con su mano, pasándomela por la raya de mis nalgas, hasta que encontró el hueco que buscaba y se metió un poco. Con su brazo izquierdo me abrazó de la cintura y con su mano derecha tomaba mi verga de la base y la empezó a mover muy despacio, besándome la oreja me decía:

-Que ricas nalgas tienes, me encanta como se te mete. Mmh, tienes la verga bien bonita y esta bien calientita y suave, se siente rico jalártela. –Me decía mientras arreciaba el movimiento, produciéndome algo de dolor-.

-Jálamela despacio. –Le dije, ante sus caricias inexpertas-. Me duele un poco.

Era una experiencia maravillosa, ahora comprendía porque les gustaba tanto cogerme, si yo sentía riquísimo que mi primo me masturbara, ¿qué sentiría si me la mamara o me lo cogiera?

Me recosté en el pecho de mi primo, cerré los ojos disfrutando del torrente de sensaciones maravillosas que experimentaba mi cuerpo, por un lado su caliente verga tratando de traspasar la tela de mi pantalón mientras bombeaba desesperado mi trasero y por otra, una mano extraña, que no era la mía, me apretaba la verga, me estiraba la piel descubriendo el jugoso glande y lo cubría nuevamente, con una cadencia lujuriosa, produciéndome cosquillas que partían de mis talones y recorrían cada parte de mis piernas hasta llegar a mis suaves pelotas. Pablo me abrazaba mas fuerte, resollaba fuertemente en mi oído, repitiendo frases entrecortadas: “que rico, nalgas, caliente, verga, me vengo”.

Mi cuerpo convulsionó por completo, no sentía los espasmos de Pablo, ni me di cuenta cuando me mancho los pantalones con su esperma, mi vista y todos mis sentidos estaban concentrados en mi verga, que poco a poco se engrosó más, ensanchándose misteriosamente, la mano desconocida seguía con su movimiento rutinario, arriba-abajo, se pronto de la punta, se abrió un ojo, escupiendo torrentes de leche, una y otra y otra vez, parecía una fuente inagotable de leche de hombre, en el suelo se formó un pequeño charco y la mano no dejo de mover mi verga hasta que las ultimas gotas resbalaron por el glande.

-Aventaste un chorro de leche, primo… ¿Te gustó?

-Si. –Respondí desfallecido, moviendo afirmativamente mi cabeza, si mi primo no me tuviera abrazado, tal vez me hubiera caído. Fue maravilloso-.

Mis otros primos, seguían insistiendo en cogerme. Sin decirles lo que hicimos Pablo y yo, les propuse lo mismo, que me restregaran la verga en el culo siempre y cuando me masturbaran… De más esta decir que se negaron, diciendo que ellos no eran maricas.

Con Pablo lo repetí un par de veces más, hasta que noté que su fijación no eran tanto mis nalgas sino mi verga, y aposté un poco más alto. Me negué a realizarlo un par de veces y cuando lo mire desesperado, le dije que si quería restregar su pene en mi trasero debería no solo masturbarme sino mamarme la verga. Se quedó pensando unos minutos hasta que aceptó.

Era maravillosa la sensación de tener unos labios alrededor de mi verga. Era inexperto, a veces me lastimaba con sus dientes, pero su ímpetu lo redimía, me chupó hasta los huevos y sentí un enorme orgullo cuando le bañe la cara con mi esperma, hice que se comiera algo de leche, pero estuvo a punto de vomitar y ya no insistí.

La última vez que lo hicimos fue cuando mis oídos escuchaban incrédulos su proposición.

-Ándale, vamos. –Me decía-. Pero bájate los pantalones para meterte la verga en el culo, si te dejas te la mamo hasta que te vengas y me trago tu corrida.

-Que no. Ya te dije que no voy a dejar que nadie me coja nuevamente.

-Que te cuesta primo, ¿a poco no te gusta?

-No. No me gusta.

-¿No te gustó cuando te mamé la verga?

-Si. Ahí si me gusta, pero a cambio tu quieres cogerme y no pienso dejarme.

-Es más, a la una y una… Yo te meto la verga en el culo, y luego tú me la metes… ¿Qué dices?

Cuando me masturbó fue maravilloso, cuando me chupó la verga fue sensacional, ¿Que se sentiría meter la verga en un culo?

-No sé… -Le dije dubitativo, siempre en lenguaje con señas-. Es que ya no quiero que me cojan.

-Anímate, además nadie se va a enterar, a mi no me conviene decirle a nadie.

-¿Y si yo te la mamo, y luego tú, dejas que te coja? –Le dije, pues no quería que me la volvieran a meter, se lo había prometido a mi madre-.

Se quedó pensando un momento y luego dijo: “Sale, tú primero me la chupas”.

Se quitó los pantalones y la trusa, mientras yo solo me bajaba los pantalones hasta los tobillos. Su verga estaba completamente erecta, la engullí de un solo embiste, la bañe de saliva y procedí a mamársela. Al minuto me apartaba la cabeza.

-Ya, ya. Porque siento que me voy a venir. Ahora sigues tú. Méteme la verga. Cuando termines, me la vuelves a mamar hasta que yo me venga, ¿Esta bien?

Adonay198 Le Gusta Esto.
__________________
ESTUDIO CIENTIFICO
Un científico norteamericano descubrió con sus estudios que las personas que no tienen suficiente actividad sexual leen los e-mails y/o los Post con la mano posada en elMouse…. Aguas¡¡¡¡
chido666 no está en línea   Responder Citando
Antiguo 07-12-2012 , 12:36:40   #30
Denunciante Aprendiz
 
Avatar de chido666
Me Gusta
Estadisticas
Mensajes: 391
Me Gusta Recibidos: 758
Me Gustas Dados: 59
Ingreso: 11 ene 2010

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 2
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion Poder de Credibilidad: 13
Puntos: 4783
chido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igualchido666 No Tiene Igual
  
TskTsk Emoticon Respuesta: La Historia de un homosexual y su degenerada familia ... Incesto, gay, orgias, infidelida



-Bueno. -Le dije-.

Sacó de su pantalón un botecito de aceite. (Ya lo tenia planeado y venia preparado, el muy marica) y se lo puso en la cola, se agachó y con sus manos se abría los cachetes de las nalgas. Coloqué mi parada verga en medio de sus nalgas y empuje una y otra vez, el rocé con sus nalgas me estremecía y producía cosquillas a mis huevos. Pero no lograba metérsela. Pablo desesperado, con una de sus manos sujetó mi verga desde la base y la guió hasta su hoyito.

-Ahí primito, empuja y méteme tu vergota.

Empujé y sentí como le abría el ojete a mi primo Pablo, como se lo tragaba, ahorcándolo con fuerza.

-¡Aay! Me duele. –Se quejó Pablo-.

Lo abracé de la cintura y se la deje ir hasta el fondo.

-¡Ajuuum! ¡Uf! Que grande la tienes, me duele, ¡sácala! ¡Me duele!

-Así duele al principio. –Le conforté-. Solo aguanta un poco y vas a ver que ya no te dolerá.

Le deslizaba la verga lentamente, se la sacaba dejándole solo el glande incrustado y luego se la volvía a meter hasta el fondo. Mi primo ya no se quejaba, tenia los ojos cerrados, y comenzó a rotar sus nalgas, metiéndose mi verga el solo. Me mecía sobre mi primo con un movimiento cadencioso y ondulante, me sentía en el paraíso, la presión sobre mi pene era exquisita, deliciosa, un torrente de descargas eléctricas recorrían todo mi cuerpo, desde la nuca hasta mis pompas, miraba asombrado como sus nalgas se tragaban mi pito por completo para luego, con dificultad, extraerlo, lubricado y pringado de manchas color acre, no me importaba el aroma a mierda con que se impregnó la habitación, al contrario, me extasiaba, enervaba, me excitaba. Mi rostro esta hirviendo, mi palo se ensanchó estirando los pliegues del culo de mi primo al máximo, lo sujeté de las caderas con ambas manos, empujando mi pelvis y cerrando los ojos, levanté el rostro hacia el cielo, arqueando la espalda hacia atrás mientras se la metía hasta el fondo, a la vez que le escupía varios trallazos de esperma en el fondo de su desvirgado culito.

La presión de su culo en la base de mi verga hacía que los trallazos salieran a presión y con fuerza. Un chisguete, hasta el fondo de su culo, otro chisguete, igual hasta el fondo, otro más… de pronto, escucho un sonido sordo “Plop” y siento que mi pene se libera bruscamente de la presión. Abro los ojos, y veo a mi primo Ángel, arrastrando de los cabellos a su hermano Pablo.

-¡Eres un maricón de mierda! –Le gritaba enojado-. Le voy a decir a papá para que te meta una golpiza cabrón.

-No, por favor, no le digas nada. –Gritaba llorando mi primo Pablo-.

Mi pene escupió varios trallazos en el suelo. La menee un poco hasta que la última gota se desprendió del glande. Lentamente subí mis pantalones y salí de ahí sin que nadie lo impidiera.

….

Javier estaba de rodillas arriba del sillón sus torneadas piernas rodeaban mi cintura. Las nalgas blancas a perladas de Javi subían y bajaban a una velocidad endemoniada, me cabalgaba fieramente, toda la larga y dura estaca se le introducía sobre su perforado culito, jadeaba con lujuria, mientras me besaba toda la cara.

-Carlos, ya me voy a venir, ya puedes eyacular papito, eyacula en mi interior, riégame con tu esperma, así querido, así… ¡Que rico!...

Era por demás, así estuviera muerto de cansancio, Javier se las arreglaba para todas las noches le taladre su estrecho agujerito trasero.

Estaba fumando un cigarrillo, mientras Javier arreglaba la cama para dormir.

-Javi, ¿Nunca te cogiste a tu mamá o a tu hermana?

-No… A mi mamá nunca, pero a mi hermana si me la cogí.

Si. Fue después de cogerme a mi primo Pablo, fue una noche que hacia frío, se acostó en mi cama a dormir. Al tenerla abrazada, me di cuenta que mi pene estaba en contacto con sus nalgas, mi pene automáticamente se paró, estuve unos minutos restregando mi pene en su raya, después, le baje su calzón lentamente para que no despertara y se lo coloqué en medio de sus prietas nalgotas, se sentía un calorcito agradable, el saber que estaba realizando algo prohibido, me excitaba sobremanera. Sujeté con mi mano, la base de mi verga y metiéndosela, buscaba afanosamente la entrada de su culito.

-Hermanito. –Me dijo, Teresa en voz baja, sobresaltándome-. ¿Me quieres coger?

-¿Te desperté? –Le dije asustado-.

-¡A chinga! ¿Hablaste o fue mi imaginación?

-Desde hace dos semanas que puedo hablar, pero no le digas a nadie, y a mi mamá menos.

-¡A chinga! Y ¿por qué?

Estoy buscando un buen momento para decirle que ya puedo hablar, pero no lo encuentro aún, además me cansa mucho hablar, me es más fácil comunicarme como siempre con señas.

ingenieroguess y Adonay198 Le Gusta Esto
__________________
ESTUDIO CIENTIFICO
Un científico norteamericano descubrió con sus estudios que las personas que no tienen suficiente actividad sexual leen los e-mails y/o los Post con la mano posada en elMouse…. Aguas¡¡¡¡
chido666 no está en línea   Responder Citando
Respuesta

Etiquetas
degenerada, familia, gay, historia, homosexual, incesto, infidelidad, orgias

Herramientas



La franja horaria es GMT -5. Ahora son las 07:36:40.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.9
Derechos de Autor ©2000 - 2020, Jelsoft Enterprises Ltd.
DeNunCianDo.CoM ©
DeNunCianDo


Page generated in 0,93360 seconds with 22 queries

SEO by vBSEO