DeNunCianDo  
Denunciando   Urbantuning   Futbol Es Pasion   Video Porno luly bossa Completo   Video Porno Sandra Muños Completo   Alejandra Omaña Primer video porno   Lina Arroyave, DESNUDA, la mama del hijo de Kevin Roldan   

Retroceder   DeNunCianDo » ..:::: CoMuNiDaD DeNunCianDo.CoM ::::.. » Discusiones Generales

Discusiones Generales Zona para opinar sobre cualquier tema, espacio de libre expresión y entretenimiento.

Hola Invitado!
Tómate un minuto para registrarte, es 100% GRATIS y no verás ninguna publicidad! ¿Qué estás esperando?
tapatalk Para Ingresa a Denunciando.com por medio de TapaTalk Clic ACA
Registrarse Ahora
Discusiones Generales »

Pueblos inesperados y letreros curiosos en un viaje por dos carreteras

Participa en el tema Pueblos inesperados y letreros curiosos en un viaje por dos carreteras en el foro Discusiones Generales.
....



Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
¡letreros, letreros! RICARDO69 Chistes / Cosas Charras 115 11-07-2017 09:24:56
[Fotos][Info]7 pueblos curiosos de Sudamérica que probablemente no conocías INDIVIDUAL Diseño y Fotografia 4 14-09-2013 09:46:19
Carteles y letreros graciosos . Estupidos ALBAFIKA DE PISCIS Zona YouTube 0 14-12-2011 00:40:00
letreros cajas chepe88 Chistes / Cosas Charras 3 10-12-2009 16:45:54
Letreros y carteles curiosos [ Ðαитє Sησω ] Chistes / Cosas Charras 1 22-10-2008 01:08:55

Like Tree1Me Gusta
  • 1 Post By Heráclito

Respuesta
Antiguo , 08:45:57   #1
Predeterminado Pueblos inesperados y letreros curiosos en un viaje por dos carreteras Calificación: de 5,00

Una deliciosa crónica de Juan Gossain:

Cita:
Pueblos inesperados y letreros curiosos en un viaje por dos carreteras

En los pueblos de Córdoba se devela un mundo donde la desmesura y el orgullo de lo propio germinan.

Por: JUAN GOSSAÍN | 7:42 p.m. | 6 de octubre de 2015


Foto: Archivo particular
A la entrada de San Juan Nepomuceno, junto a la bomba de gasolina, se ve este ejemplo de publicidad exhaustiva.

Después de tantos años he vuelto a recorrer los caminos de Córdoba. De aquí soy. Este es mi suelo. Si no fuera porque yo sé que el orgullo es pecaminoso, diría que me siento profundamente orgulloso de provenir de quienes provengo y de haber nacido donde nací.

Mientras pasamos por Lorica, donde hay tantas motocicletas que parecen volar alrededor de uno como si fueran moscas, veo la flecha de carretera que señala el desvío hacia San Bernardo del Viento, el lugar inolvidable de mi vida, con el río Sinú en un extremo y el mar Caribe en el otro.

A ambos lados de la carretera que conduce a Montería se arraciman pueblos y caseríos, bordeados por la arboleda que da sombra a la hora en que más aprieta la canícula. Las vacas sueltas mastican su almuerzo de hierba con la mayor paciencia del mundo, comiendo a barba alzada.

Ahora compruebo, aunque haya pasado tanto tiempo, y aunque existan tantos computadores y tabletas electrónicas, que el candor y la pureza no se han perdido por completo en estos recovecos de Dios. El sentido del humor sigue siendo la receta infalible que cura las penurias cotidianas, incluida la pobreza. Hay una sonrisa en cada rincón porque los campesinos saben que la vida es demasiado cruel para tomarla en serio.

Voy llegando a los playones legendarios de San Pelayo, que es mi destino, rumbo al Festival Nacional del Porro, donde compiten cada año las mejores bandas musicales de Colombia, desde La Guajira hasta Boyacá. De repente, a la vera del camino, bajo el amparo de una ceiba frondosa, aparece una venta de fritos y frutas.

Me detengo y bajo a estirar las piernas. Veo la arepa de huevo que chisporrotea en el caldero. A su lado da vueltas, como si estuviera bailando, un buñuelo de fríjol de cabecita negra. Sobre el mesón desnudo hay mangos, nísperos y una piña madura. Ese es el inventario completo. Todo es muy pobre y humilde: el caldero desportillado, la mesa coja con quemaduras de manteca, los dos taburetes rotos. El perro de la fritanguera dormita junto a la hornilla, sin preocuparse mucho por las salpicaduras calientes.

El perro y su ama saben que la verdadera filosofía de esta vida consiste en no tomarse en serio a uno mismo. Por eso es que, en lo más alto de la enramada, está el cartelón de letras desiguales, torcido y despintado por la intemperie, escrito con tiza, clavado a un horcón: “Aceptamos todas las tarjetas”.

Banda y las bandas

No hay nada de qué asombrarse. En estos parajes de sol y de pájaros ya no queda ningún resquicio para la perplejidad. Todavía voy pensando en el aviso de la fritanga cuando el carro se detiene en San Pelayo. Un hombre alto, con sombrero de vueltas, viene a saludarme.

–Mucho gusto –me tiende la mano–. Soy Armando Banda, presidente del Festival del Porro.

Parece un señor demasiado serio para que se ponga a hacer esas bromas, pero es que ya estoy escamoso. ¿Se apellida Banda, se llama Armando y es el que organiza la fiesta de bandas?

–No se preocupe –me tranquiliza–, que usted no es el primer sorprendido.

Entonces saca la prueba suprema, su cédula, y en ese momento recuerdo que Banda es un apellido bastante común en estos pueblos de Córdoba.

De Pelayito a Nueva York

Andando hacia Montería le pido al conductor que desviemos un rato por el camino viejo, para darme el gusto de aspirar el aroma de las hojas frescas y de los matarratones florecidos. Al retomar el viaje por la amplia carretera, nos sale al encuentro el caserío de Pelayito, donde cada año celebran el Festival del Adulto Mayor, durante el cual uno puede ver a hombres y mujeres ancianos bailando por las calles. En la comarca se le conoce, cariñosamente, como la Fiesta de los Viejos.

Ya se ven, a lo lejos, las primeras luces de Cereté. Las flores rojas de la cayena, que por aquí llaman bonche, revientan como un fogonazo entre la alambrada de púas. A las 5 de la tarde, en San Bernardo del Viento, las mujeres se bañan con agua fresca, se empolvan, se ponen una de esas flores enormes en la oreja y salen a lucirse por la calle. A esa hora ya no le dicen flor del bonche, sino que tiene un nombre mucho más expresivo e insinuante. La llaman arrebatamachos.

Al mirar hacia la derecha veo la casita de bahareque, repellada con boñiga de vaca, que parece escondida entre los matorrales. Es tan humilde que la maleza le brota hasta en el techo de palmas. Dos gallinas picotean en el suelo, buscando algo de comer. La casita tiene al frente un aviso que dice: “Pensión Noches de Nueva York. Internet y wi-fi”.

La panadería y el timbre

Al día siguiente resolvimos cambiar de panorama. Nos regresamos por la vieja carretera, la del lado de adentro, la que, en vez de bordear el mar, atraviesa los pueblos mediterráneos de lo que antiguamente se llamaba Sabana de Bolívar, cuando aún no existían Córdoba y Sucre.

En las afueras de Ciénaga de Oro, que es el único lugar del mundo donde las gallinas tienen pepitas de oro en el vientre, aprendí una nueva lección. Ya se sabe que el objetivo supremo de las artes publicitarias es que los clientes potenciales sepan con absoluta claridad, y sin equívocos, qué es lo que les están ofreciendo. Que no haya duda alguna. Allí estaba, a la vista de todo el mundo, el quiosco blanco con su horno de barro. Y en la ventana el anuncio: “Panadería El Pan. Se hace y se vende pan”. Es el aviso más explícito que he visto en mi vida.

Tras pasar por Sincelejo nos desviamos para tomar el camino que conduce a Cartagena. A la derecha hay un portón de hierro, grande y descuadrado. Tiene cadena y candado. Años de lluvia y de sol le han borrado la pintura. Se le nota el óxido a leguas. Y, sobre el mismo óxido, un letrero negro: “Taller de reparaciones mecánicas. Golpee en la puerta, que el timbre no funciona”.

El súper supermercado

Venía tomando apuntes sobre aquella cantidad de rótulos asombrosos, de avisos inesperados, de carteles originales, de chifladuras de la gente, pero me faltaba todavía la sorpresa mayor. El premio gordo de semejante lotería.

Sucedió en la salida de San Juan Nepomuceno, frente a la carretera, junto a la clásica bomba de gasolina, a la que ahora le dicen, con una insípida petulancia, “estación de servicio”.

En un casa blanca y cuadrada, a cuyo lado se ven dos tanques de agua, hay una ferretería. En la paredes blancas que rodean la puerta de tablas, escribieron con brocha gorda los productos que venden: “Turbinas, buggys, abanicos, caja fuerte, candados, guantes, botas, gafas, llaves, palas, picos, palustre, bloques, cemento, varillas, tubos PVC, triturado, cables, alambres, pintura, accesorios para baños”. Como no les alcanzaron las dos paredes delanteras, el sancocho continúa en la del costado: “Carretillas, cerraduras, cal, ladrillos, clavos, martillos, frenos, tacos eléctricos, remaches, lacas, esmaltes, vinilos, timbres”.

Lo mejor de todo es que, después de tantos anuncios, el establecimiento estaba cerrado. No: lo mejor de todo es lo que viene ahora. Frente a dicha ferretería, tapándola, otro negocio puso su aviso, enorme y elevado, sostenido por un armazón de acero. El vendedor de la estación de gasolina me explica que esa es la competencia de la ferretería y que lo hicieron adrede.

Para no quedarse atrás, ellos también pusieron su lista de mercancías. Dice así: “Supermercado El Gran Punto. Reporte, fax, fotocopias, minutos a Claro-Tigo-fijos, asados, arepas, jugos naturales, avenas, partes eléctricas, alambres, brecke, tomacorrientes, apagadores, cables, soportes, bombillos, pulidoras, taladros, sierras, seguetas, desechables, abanicos, accesorios, todo para la canasta familiar, víveres, abarrotes, licores, mekatos, yogurt, volt, Redbull, Pony, gaseosas”.


Para no quedarse atrás, el supermercado El Gran Punto, también de San Juan Nepomuceno, ofrece desde arepas hasta taladros y sierras.

Quedé mareado. ¿Alguien puede explicarme qué diablos es un “reporte” de ferretería? ¿Y por qué escriben “mekato” con k? ¿Y qué tiene que ver una caja fuerte con una arepa?

Epílogo con ovejas

Proseguimos nuestro viaje. El aire huele a leña de almuerzo. Antes de avistar a San Juan Nepomuceno habíamos pasado frente a Ovejas, donde nunca han visto una oveja porque la temperatura promedio es de 35 grados. Es la única localidad de Colombia que tiene un semáforo en mitad de la carretera.

La mano me dolía de tanto tomar apuntes. Pero, aún así, saqué fuerzas de flaqueza para dejar anotado en mi libreta el aviso más prodigioso de todos, el más portentoso, el más irónico, que sería cómico si no fuera trágico. Se gana el primer premio.

Súbitamente, al doblar una curva, aparece un desnivel terrible en la carretera. Una hondonada. Nuestro automóvil, a punto de voltearse, da un salto y me pega un porrazo en la cabeza. Cuando el conductor logra por fin controlarlo, lo primero que veo, al mirar hacia arriba, es un cartel elegante puesto por el Gobierno en el tronco de un árbol. Dice así: “Estamos cumpliendo. Vías en mejor estado para un país moderno”.


JUAN GOSSAÍN
Especial para EL TIEMPO
Fuente: El Tiempo

Comentarios Facebook

WALT Le Gusta Esto.
__________________
Heráclito no está en línea   Responder Citando

compartir
                 
remocion sep Gold sep Silver sep Donar

marcaNo Calculado   #1.5
SponSor

avatar
 
Me Gusta denunciando
Estadisticas
Mensajes: 898.814
Me Gusta Recibidos: 75415
Me Gustado Dados: 62988
Fecha de Ingreso: 02 jun 2006
Reputacion
Puntos: 1574370
Ayudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen camino
emoticon Re: Pueblos inesperados y letreros curiosos en un viaje por dos carreteras

 
 
   
   
_______________________________________________
Publicidad :)
conectado
Antiguo 07-10-2015 , 09:51:58   #2
Denunciante Desparchado
 
Avatar de WALT
Me Gusta
Estadisticas
Mensajes: 11.302
Me Gusta Recibidos: 1348
Me Gustas Dados: 8146
Ingreso: 05 jun 2009

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 1
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion
Puntos: 137583
WALT Asesino De DiosesWALT Asesino De DiosesWALT Asesino De DiosesWALT Asesino De DiosesWALT Asesino De DiosesWALT Asesino De DiosesWALT Asesino De DiosesWALT Asesino De DiosesWALT Asesino De DiosesWALT Asesino De DiosesWALT Asesino De Dioses
  
Predeterminado Respuesta: Pueblos inesperados y letreros curiosos en un viaje por dos carreteras

Excelente, es un placer leer a Gossain!! Mil gracias!

__________________
No es lo mismo estar durmiendo, que estar dormido, por que no es lo mismo, estar jodiendo, que estar jodido.

WALT no está en línea   Responder Citando
Antiguo 07-10-2015 , 10:51:41   #3
Denunciante Notable
 
Avatar de Darinka
Me Gusta Darinka apoya: Zona Hot
Darinka apoya: Zona Tecnologica
Darinka apoya: Zona Musical
Estadisticas
Mensajes: 7.939
Me Gusta Recibidos: 1711
Me Gustas Dados: 815
Ingreso: 15 oct 2008

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 3
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion
Puntos: 78452
Darinka Entro a la batalla de los DiosesDarinka Entro a la batalla de los DiosesDarinka Entro a la batalla de los DiosesDarinka Entro a la batalla de los DiosesDarinka Entro a la batalla de los DiosesDarinka Entro a la batalla de los DiosesDarinka Entro a la batalla de los DiosesDarinka Entro a la batalla de los DiosesDarinka Entro a la batalla de los DiosesDarinka Entro a la batalla de los DiosesDarinka Entro a la batalla de los Dioses
Premios Recibidos

  
Predeterminado Respuesta: Pueblos inesperados y letreros curiosos en un viaje por dos carreteras

Nuestro folclor, genial

Darinka no está en línea   Responder Citando
Respuesta

Etiquetas
colombianadas, letreros curiosos

Herramientas



La franja horaria es GMT -5. Ahora son las 05:30:06.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.9
Derechos de Autor ©2000 - 2017, Jelsoft Enterprises Ltd.
DeNunCianDo.CoM ©
DeNunCianDo


Page generated in 0,09784 seconds with 16 queries

SEO by vBSEO