DeNunCianDo  
Denunciando   Urbantuning   Mundo Medellin   Futbol Es Pasion   Fotos De Mi Gente

Retroceder   DeNunCianDo » ..:::: CoMuNiDaD DeNunCianDo.CoM ::::.. » Zona HOT, Solo Para Adultos » Relatos Eroticos

Relatos Eroticos Comparte con nosotros tus experiencias sexuales y deja volar tu imaginación con los relatos que aquí encontrarás.

Hola Invitado!
Tomate un minuto para registrarse, es 100% GRATIS y no veras ninguna publicidad! ¿Qué estás esperando?
Registrarse Ahora
Relatos Eroticos »

Me folla un viejo parte 3

Participa en el tema Me folla un viejo parte 3 en el foro Relatos Eroticos.
Eso, muéstrame el culo como debe ser - comentó mientras me plantaba una fuerte palmada en mi trasero. Su comentario, ....



Like Tree2Me Gusta

Respuesta
Antiguo , 06:21:00   #1
Predeterminado Me folla un viejo parte 3 Calificación: 5,00 de 5,00

Eso, muéstrame el culo como debe ser - comentó mientras me plantaba una fuerte palmada en mi trasero. Su comentario, mezclado con el fuerte sonido de su palmazo, me hizo comprender que ya no había vuelta atrás, mi excitación era demasiado fuerte y no podía renegar de ella; Don Tito me tenía en sus viejas y asquerosas manos.

Mientras seguía admirando mi trasero, tomó mis nalgas y las separó, para apoyar sobre la línea de mi tanga el grueso bulto que se le notaba en los pantalones. Cuando soltó mis nalgas sentí entre ellas las palpitaciones de su excitado miembro y enterré mi cola bajo su barriga. Me tomó de las caderas desnudas y me apoyó su paquete con fuerza, incluso pude oír un pequeño gemido de parte de él, a la vez que a mí se me salía uno más evidente.

- Uyyy... mueve tu culo Cristina... menéalo como a los hombres nos gusta verlo - dijo.

Obedecí y paré lo más que pude la cola, la empecé a mover suavemente de lado a lado mientras rozaba su pantalón. Me volteé un instante; me excitaba ver su rostro, el viejo estaba en la gloria y el morbo de la situación me tenia en la gloria a mí. Las palmadas en mi trasero empezaron a sonar y sentí cosquillas de dolor en mis nalgas cuando el vejete gozaba golpeándolas; este dolor me hacia sentir más abusada; a merced del ogro hambriento de carne humana que me había atrapado ese ogro que ahora iba a saciar sus más sucias y degeneradas perversiones con mi cuerpo. Don Tito apartó su bulto de mi cola, se paró junto a mí y apoyó su mano sobre la parte baja de mi espalda. Empezó a acariciar suavemente mi trasero, se paseaba de nalga en nalga, seguía por mis muslos y de vez en cuando acariciaba fugazmente mi entre pierna por sobre mi tanga. Dejé de mover mi trasero, lamenté un momento el cesé de los golpes pero pronto volvieron a aparecer y no volvieron solos.

- ¿Qué pasa?, no he dicho que pares, ¡sigue meneando el culo puta - exclamó mientras me plantaba un fuerte palmada.

- ¿Cómo me llamó?... uuuyyy... Don Tito... aaahhh... ¿Cómo me llamó? - balbuceé como pude, mientras reanudaba descontroladamente el meneo de mi trasero.

- Puta... no eres más que una puta calentona y además con un cuerpazo de miedo...no te preocupes que yo voy a clavártela puta y en la cama de tu lindo marido.

El dolor, mezclado con la increíble excitación que me provocó el haberlo escuchado llamarme puta, desencadenaron un orgasmo que resultó en fuertes gemidos y la tensión de todo mi cuerpo. Mientras gozaba con aquel sentir, la idea de que aquel viejo hablara mal de Pablo, me excitaba aún más, mi primer orgasmo de ese día fue largo e intenso.

- Aaaahhhh, déjeme Don Tito... uuuuyyyy... por favor - gemía mientras recibía fuertes palmazos en mi culito.

Me équede quieta sobre el mueble de cocina; Don Tito se dio cuenta que acababa de tener un orgasmo y ya no me exigía que meneara el trasero, se limitó a acariciarme o mejor dicho a manosearme mientras recobraba el aliento. Mi rostro estaba apoyado contra la pared, mis ojos cerrados y la fuerte respiración delataban mi pasividad. El viejo se acercó y metió su lengua por entre mis labios, jugó un momento dentro de mi boca y luego lamió mis labios y mejilla. De un solo tirón arrancó mi falda y la tiró al suelo; yo reaccioné y me alejé un metro de él. Hay estaba yo, frente al vecino, con un diminuto tanga, una pequeña blusa mojada que se pegaba a mis pechos y parada sobre unas sandalias con taco. De seguro me veía increíble, porque la sonrisa del viejo era enfermizamente caliente. Se empezó a acariciar su bulto en frente de mí; la idea de que ese viejo se estuviera masturbando mirando mi cuerpo provocó el regreso de esos cosquilleos que creí extintos luego del orgasmo.

- Estás bien buena Cristina, si que tiene suerte el hijo de puta de tu marido.

- Por favor, no se refiera así de él - Increpé sin mucha convicción.

- Ja Ja… ¿Cómo quieres que le llame?... ah si, cornudo, esa es la palabra, es un hijo de puta carnudo- dijo mientras se apretaba el bulto y me miraba a los ojos - Acabo de manosear como he querido a su linda esposa, incluso le di un lindo beso y ahora la estoy mirando semi desnuda frente a mí mientras me corro una buena paja... definitivamente estás muy buena, mira esas piernas, ¡están de lujo!. Ahora quiero que desfiles para mí, que me muestres ese cuerpazo. ¡Anda, camina como una perra! ¡Caliéntame!.

Dudé, no me gustaba lo que había dicho pero era verdad; era una perra, una perra que quería seguir jugando o que jugaran con ella. Perdóname Pablo, perdóname por no poder evitar entregarme como una puta. Caminé lentamente frente a él. Mis pasos mejor ensayados se los mostré mientras le miraba el bulto en sus pantalones; sabía que le gustaba que le mirase ay y a mí me gustaba excitarlo; calentar a ese viejo, un viejo que nunca podría soñar con una mujer como yo, me provocaba demasiado. Cuando pasaba cerca suyo, no perdía oportunidad en darme una nalgada o manosearme los pechos, a la vez que me llenaba de insultos llamándome puta o perra. Estaba en el cielo.

- Eso señorita Cristina, menéele el culo a este viejito caliente... muéstreme lo provocativa que puede ser la esposa del hijo de puta de mi vecino, que puta más buena ¡y va a ser mía!, su cuerpo va a ser mío, ¿no es cierto?, ¿No es cierto Cristina?, ¿no es cierto perra?. ¡Vamos, responde!.

El viejo se cruzó en mi camino, me tomó de las caderas, y me miró a los ojos con una mueca de satisfacción interrumpida en la cara.

- Si... si Don Tito... mi cuerpo será suyo y lo será como a usted le plazca - respondí.

Sumisa frente al avance de sus manos, que metió bajo mi blusa para apretarme los pechos.

- ¿Te gusta que te manoseen las tetas?... a las putas como tú les gusta.

- Si Don Tito, me gusta que me aprieten las tetas - decir tetas, refiriéndome a mis propios senos me gustó. Sus manos levantaron mi blusa para poder ver como amasaba mis tetas.

- ¿Y te gusta que te las chupen?, ¿Quieres ser mi vaca lechera?... que lindas tetas Cristina, seguro a tu estúpido marido también le gustan - dijo mientras empezaba a lamer mis pezones.

- Si, a él le gustan mucho Don Tito - respondí sin perder de vista su lengua - Se siente orgulloso de ser el único que las ha besado.

Al escuchar esto me las apretó con fuerza, mientras el lamer de mis tetas se trasformó en chupadas y mordiscos descontrolados, Pablo jamás me había besado así; me sentía muy deseada y sucia a la vez por permitirle a aquel viejo asqueroso manosearme de esa manera. Al cabo de unos minutos, soltó mis tetas para posar sus manos sobre mi trasero, me apretaba y acariciaba las nalgas violentamente.

- Y tu culo... mierda, que bueno esta, tienes un culo de ensueño puta... y quien te lo esta sobando soy yo... aaaaahhhh... y no ese marica de tu marido... que culazo puta ¿te gusta que te toquen el culo perra?.

- Adoro que me manoseen el culo Don Tito… ¡uuuuyyyyy! adoro calentar a viejos como usted, adoro que abusen de mi culito... aaaayyyy no, no está bien... ay ay, por favor suélteme Don Tito, por favor no abuse de mi - dije como una bebita asustada, lo que encendió al viejo y volvió con sus fuertes y adorables palmadas sobre mis nalgas.

- Que puta eres Cristina, una puta preciosa, mira esa carita de ángel... que labios más hermosos... ¿te gustaría que te premie con un dulce?.

El viejo empezó a desabrochar su cinturón y cuando se iba a desabrochar el pantalón se arrepintió.

- Anda, búscalo putita... muéstrale a este viejo lo que te gusta.

Era el momento, hasta ese instante no me había dado cuenta de lo ansiosa que estaba por portarme como una verdadera puta; había llegado el momento de hacer en vez de dejarme hacer y mi excitación iba en franco aumento.

- Ande señorita Cristina, busqué lo que le gusta a las perras como usted. Le aseguro que esta bien duro; bien duro en honor a usted. Anda putita, acaríciamelo.

El viejo ya se había dado cuenta del morbo que me provocaba que me dijera puta, y lo sabia aprovechar. Estaba asustada, sabía que era muy diferente dejarme tocar a provocar placer en otro hombre, y más si era ese viejo a quién mi marido detestaba, pero estaba decidida a seguir jugando y me tenía loca la idea de entregarme a Don Tito. Dejarme follar por aquel viejo verde me convertía en una puta, y eso me encantaba, quería ser una puta ansiosa de placer... de verga.

Acerqué mis manos al bulto de sus pantalones; el viejo suspiro de placer cuando apreté su paquete sintiendo la dureza de su miembro. Me miraba con una mueca extraña, como un violador burlón mira a su victima indefensa. Pude sentir un pene largo y grueso bajo la tela, me encantaba, aquel viejo si que estaba caliente, y me hacia sentir toda una hembra. Desabroché su pantalón y lo acaricié bajo su ropa interior, cerré los ojos para disfrutar la sensación de tocar aquella vieja barra de carne, una de mis manos atrapó sus peludos testículos, los que acaricié suavemente; la otra apretó fuertemente su mástil y con un sutil sube y baja lo empecé a masturbar. Me vio descuidada y volvió a meter su lengua en mi boca, parecía que había juntado saliva para inundar mi cara, era asqueroso pero excitante; devolví su beso como una niña dejándose hacer, como si fuera mi primer beso y luego me dejé lamer la cara.

La piel de su miembro era tersa por la rigidez de este; su glande estaba húmedo y manchaba mi mano cuando lo acariciaba. El tamaño de su miembro era mayor al de Pablo y eso me excitaba, me calentaba la idea de que aquel viejo me brindara más placer que mi marido; con sus años de más, su barriga y su fea cara me iba a tomar como nunca lo había hecho mi amado esposo. Don Tito suavemente me oriento hacia la mesa de la cocina. Yo, sin soltar su miembro, lo seguí; ya estaba pérdida, estaba hambrienta.

- Ahora me la vas a chupar perra... le vas a chupar la polla a tu vecino - dijo Don Tito cuando me obligaba a inclinarme sobre la mesa. Me dejó apoyada en un vértice de esta, dejando mi cabeza a la altura de su miembro y mi cola en pompas por el otro lado. Mientras me acariciaba el culo, me empezó a dar pequeños golpes en la cara con su verga.

- ¿Qué te parece tu dulcecito? Eh perrita, ¿Te gusta? - empezaron los increíbles palmazos en mis nalgas - ¿Qué diría tu maridito si te viera con mi verga en la cara?... aaaaggghhh... ¡anda! abre la boca puta.

- Mi marido nunca me ha pédido que se la chupe Don Tito - dije antes de desabrochar los últimos botones de su camisa y pasar sensualmente mi lengua por su velluda barriga - Su verga de viejo será la primera que saboree mi boca.... Usted Don Tito va a ser el primero que meta su verga en mi boca.

No podía creer lo que acababan de pronunciar mis labios; sabia que eso iba a calentar al viejo, y era consiente de que eso me calentaba, pero decirlo con esa mezcla de inocencia y sensualidad me asombraba.

- Entonces abre la boca putita - dijo con su voz carrasposa.

Comentarios Facebook
wuiliss no está en línea   Responder Citando

compartir
                 

marcaNo Calculado   #1.5
SponSor

avatar
 
Fecha Ingreso: Jul 2006
Ubicación: Medellin
Edad: 15
Mensajes: 1459
Estado De Animo:
Cool
Poder de Credibilidad: 2
Ayudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen camino
icqmsn
emoticon Re: Me folla un viejo parte 3

 
p1
p4
 
 
p2
p5
 
 
p3
p5
 
_______________________________________________
Publicidad :)
conectado
Respuesta

Si te gusto este tema da las gracias compartiendolo

Herramientas


Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
Me folla un viejo parte 1 wuiliss Relatos Eroticos 4 22-03-2012 13:40:52
Me folla un viejo parte 2 wuiliss Relatos Eroticos 0 10-07-2010 06:16:46
Viejo de 67 años casca a un joven ( que viejo mas arrecho) MACHO MEN Zona YouTube 14 17-06-2010 04:01:49
Rubia hermosa de bellos senos se la folla un viejo con suert CkotoH Videos 1 21-04-2010 20:27:35
100 Pesos mi dio le pague parte 1 y parte 2 exclusivo (recomando al 100%) GameMaster. Humor youtube 3 12-07-2008 22:30:59


La franja horaria es GMT -5. Ahora son las 14:05:05.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.4
Derechos de Autor ©2000 - 2014, Jelsoft Enterprises Ltd.
DeNunCianDo.CoM ©
DeNunCianDo


Page generated in 0,62529 seconds with 12 queries

Search Engine Optimization by vBSEO