DeNunCianDo  
Denunciando   Urbantuning   Mundo Medellin   Futbol Es Pasion   Fotos De Mi Gente

Retroceder   DeNunCianDo » ..:::: CoMuNiDaD DeNunCianDo.CoM ::::.. » Zona HOT, Solo Para Adultos » Relatos Eroticos

Relatos Eroticos Comparte con nosotros tus experiencias sexuales y deja volar tu imaginación con los relatos que aquí encontrarás.

Hola Invitado!
Tomate un minuto para registrarse, es 100% GRATIS y no veras ninguna publicidad! ¿Qué estás esperando?
Registrarse Ahora
Relatos Eroticos »

Me folla un viejo parte 2

Participa en el tema Me folla un viejo parte 2 en el foro Relatos Eroticos.
Abrí la puerta y ay estaba, Don Tito, nuestro vecino. Apenas le abrí su mirada se fijo en mis Pechos, ....



Like Tree2Me Gusta

Respuesta
Antiguo , 06:16:46   #1
Predeterminado Me folla un viejo parte 2 Calificación: 5,00 de 5,00

Abrí la puerta y ay estaba, Don Tito, nuestro vecino. Apenas le abrí su mirada se fijo en mis Pechos, eso me excitó, no lo puedo negar. Primero me pidió disculpas por la molestia y luego recorriéndome el cuerpo con la mirada me pidió un poco de azúcar, lo que no me extraño ya que siempre nos están pidiendo algo, pero la que generalmente pide el azúcar es Doña Raquel por lo que pregunté por ella. Me dijo en tono de broma que ella estaba enferma y que por eso era él quien me molestaba. Me di un momento observando como me devoraba con los ojos, me gustó como me miraba, me excitaba. Le pedí que pasara y que me acompañara mientras le llenaba el tazón que traía para llevarse el azúcar. Caminé a la cocina sabiendo que él me seguía sin perder de vista mi intencionalmente meneado trasero; en el camino entendí porque me miraba así, me había salpicado agua de la tina a la blusa y esta estaba pegada a mis pechos, mis pezones casi estaban al desnudo para él deleite del viejo.

Me preocupó por un momento la impresión que podía darle, quizás podría comentarlo con Pablo, o pensaría que soy una provocadora, esto último me excitó y los problemas que podría tener con mi marido no me importaron, los vi muy lejanos; mi excitación me pedía que jugara con Don Tito, quería verlo deseándome, me estremecía al pensar que estaba sola en la casa con un viejo verde que solo quería probar mi cuerpo. Instintivamente mi cola se paro, mis hombros se fueron atrás y mi caminar se volvió exquisitamente sexy pero casual a la vez. Cuando llegamos a la cocina, me incliné en ángulo recto para coger el azúcar del gabinete de abajo, me demoré simulando que no la encontraba; cuando por fin la encontré me di vuelta y pude ver como el vejete se enderezaba.

Casi me volví loca al pensar que ese viejo me había visto el trasero. Miré su pantalón y me di cuenta de su erección, él se dio cuenta que le miraba el bulto pero no dijo nada así como yo no dije nada al sorprenderlo mirando bajo mi falda. Estaba como loca, estaba muy nerviosa, pero no nerviosa de forma común y corriente sino de esa forma que sólo la excitación extrema puede provocar. Le pedí que acercara el recipiente que traía, se acercó y lo apoyó sobre los gabinetes; empecé a llenar el tazón, pero de a poco, quería que ese momento durara lo más posible. Sus ojos llegaban a la altura de mi cuello, lo tenia a treinta centímetros de mí y me miraba descaradamente mis pechos casi desnudos, su excitación... no, no puedo llamar lo que vi excitación, era calentura; ese viejo me quería comer mis senos y yo lo sabia y me excitaba y más aún me excitaba que yo se los estaba mostrando, era una putita calentando a un vejete verde.

Terminé de llenar el tazón de azúcar y me volví dándole la espalda, cerré los ojos y suspiré sin que él me viera; me quedé ay contra los muebles de la cocina simulando que ordenaba algo. Era conciente que él me miraba de atrás y el no saber donde tenia plantada la mirada me generaba ideas demasiado provocativas.

- Sabes Cristina, tienes unas piernas preciosas - dijo Don Tito, me quedé helada - Espero no te moleste que te lo diga.

- No - respondí, estaba inmóvil, supongo que parecí algo sumisa porque prosiguió.

- Y esa cintura, ¿estás llendo al gimnasio?.

Asentí con la cabeza, si le hubiera respondido con un "si" se hubiera escuchado más como un gemido que como una palabra.

- Y esa cola, discúlpame que te lo diga, pero esta fantástica - sentí como dio un paso hacía mí y luego posó suavemente sus manos en mi cintura - Guauu... y tu piel es suave como la seda.

- Gracias Don Tito - dije nerviosa.

Sus manos empezaron a moverse suavemente sobre mis caderas. El hecho de estar en esas condiciones, con un viejo mirándome descaradamente y a la vez tocando y sintiendo mi piel, no hacia más que acrecentar mi excitación; me limite a escucharlo y tratar de disimular mi estado lo mejor posible.

- Tienes un cuerpazo, y hace algún tiempo lo estás mostrando descaradamente... deberías cuidarte, podría pasarte algo...además te deben decir muchas groserías en la calle - dijo cerca de mi oído.

Apoyó su bulto en mi trasero, pude sentir sobre mis nalgas su excitación, una palpitante excitación. El maldito me estaba apoyando y descaradamente. Yo era la mujer de su vecino, de ese vecino que no le agradaba mucho... Maldición, era un viejo que se aprovechaba de mi, un viejo que podía ser mi padre y además era el enemigo de mi esposo.

Sentía un bulto que no era el de Pablo y cuando era lo suficientemente fuerte para murmurar un "no, ya basta" mi cuerpo no me apoyaba. Incluso empecé a rozar mi culo contra sus pantalones, con mis nalgas trataba lenta y suavemente de atrapar ese miembro palpitante; era un movimiento sutil pero estoy segura que lo sentía. Era obvio que lo sentía, porque empezó a puntearme con más fuerza, no mucha pero fue notorio. Estaba haciendo realidad los sucios deseos de aquel viejo y no tenia fuerzas para evitar que abusara de mi cuerpo. Sus manos me rodearon suavemente hasta atrapar mis pechos.

- Que buenas tetas - susurró en mi oído.

¡Se refirió vulgarmente a mis senos!. Esas grosería que escuchaba en la calle, ahora me las decían al oído. Mis manos se apoyaron fuertemente en las de él sobre mis pechos.

- Ya basta, suélteme Don Tito - pedí, pero mis manos se apretaron contra mí, mi cuerpo no tenia intención de resistirse y entendí que me excitaba pedir un alto y no obtenerlo; que aquel viejo no me hiciera caso; que su calentura fuera más fuerte, me sentía deseada y abusada pero sobre todo muerta de excitación.

Me apretaba los pechos con pasión; los amasaba fuertemente murmurándome al oído que estaban grandes y firmes. Me empezó a puntear con más fuerza; tuve que apoyarme contra el mueble de la cocina para no perder el equilibrio, sus manos me apretaban los pechos y su cuerpo me apretaba la cintura contra los gabinetes, para conservar su bulto a la altura de mis nalgas tuve que flectar ligeramente las piernas. Estaba fuera de mí, no dejaba de pensar en lo morboso de la situación; ese viejo que todas las noches compartía la cama con esa mujer vieja que es Raquel, ahora tenía un cuerpo mucho más joven y bastante mejor formado para darse gusto, y ese cuerpo era mío, una mujer casada; la esposa de su intachable vecino, y se estaba dejando hacer sólo por perra; por puta.

Estuvo un rato masajeándome los pechos y apretando una y otra vez su paquete contra mi trasero. Yo estaba loca, parecía tener un orgasmo atorado en mi interior; cualquiera podría decir que la escasa sensatez que me quedaba me impedía entregarle el placer del triunfo a aquel viejo maldito; pero no, no era esa la razón, sólo quería que eso explotará dentro de mí, la idea de sentirme dominada por Don Tito me estremecía. El viejo apoyó una de sus manos sobre la parte superior de mi muslo derecho, de a poco fue subiendo la falda hasta que pudo acariciar la piel de mi pierna, me acarició con bravura; me volteé un momento y vi como observaba sus movimientos por debajo de mi falda. Su rostro era enfermizo, parecía un lunático, su arrugado rostro delataba un placer morboso. Cuando repentinamente tomó la falda y la dio vuelta sobre mi espalda, la sonrisa de deleite que mostró al ver mi pequeña prenda interior atrapada entre mis redondas nalgas, instintivamente me hizo parar aún más mi cola, mostrándola en su máximo esplendor.

Comentarios Facebook
wuiliss no está en línea   Responder Citando

compartir
                 

marcaNo Calculado   #1.5
SponSor

avatar
 
Fecha Ingreso: Jul 2006
Ubicación: Medellin
Edad: 15
Mensajes: 1459
Estado De Animo:
Cool
Poder de Credibilidad: 2
Ayudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen camino
icqmsn
emoticon Re: Me folla un viejo parte 2

 
p1
p4
 
 
p2
p5
 
 
p3
p5
 
_______________________________________________
Publicidad :)
conectado
Respuesta

Si te gusto este tema da las gracias compartiendolo

Herramientas


Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
Me folla un viejo parte 1 wuiliss Relatos Eroticos 4 22-03-2012 13:40:52
Viejo de 67 años casca a un joven ( que viejo mas arrecho) MACHO MEN Zona YouTube 14 17-06-2010 04:01:49
Se folla a la animadora jgechucky Videos 0 27-05-2010 11:35:57
Rubia hermosa de bellos senos se la folla un viejo con suert CkotoH Videos 1 21-04-2010 20:27:35
100 Pesos mi dio le pague parte 1 y parte 2 exclusivo (recomando al 100%) GameMaster. Humor youtube 3 12-07-2008 22:30:59


La franja horaria es GMT -5. Ahora son las 21:10:56.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.4
Derechos de Autor ©2000 - 2014, Jelsoft Enterprises Ltd.
DeNunCianDo.CoM ©
DeNunCianDo


Page generated in 0,22108 seconds with 12 queries

Search Engine Optimization by vBSEO