DeNunCianDo  
Denunciando   Urbantuning   Futbol Es Pasion   Video Porno luly bossa Completo   Video Porno Sandra Muños Completo   Alejandra Omaña Primer video porno   Lina Arroyave, DESNUDA, la mama del hijo de Kevin Roldan   

Retroceder   DeNunCianDo » ..:::: CoMuNiDaD DeNunCianDo.CoM ::::.. » Discusiones Generales » Politica y Sociedad

Politica y Sociedad Espacio dedicado a la información y discusión de todo lo relacionado con nuestro país, departamento y ciudad, pero también de todo aquello que ocurre en el mundo. Noticias, fenómenos sociales y datos históricos tienen su sitio aquí. Todas las opiniones se aceptan siempre y cuando se hagan respetando a los demás y sin insultos.

Hola Invitado!
Tomate un minuto para registrarse, es 100% GRATIS y no veras ninguna publicidad! ¿Qué estás esperando?
tapatalk Para Ingresa a Denunciando.com por medio de TapaTalk Clic ACA
Registrarse Ahora
Politica y Sociedad »

Acátodavíaofendenconlapalabramariquita¿ciertoOoOps?La transexualidad como una"anormalidad-patológica

Participa en el tema Acátodavíaofendenconlapalabramariquita¿ciertoOoOps?La transexualidad como una"anormalidad-patológica en el foro Politica y Sociedad.
....



Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
Más de mil niños colombianos fueron inscriptos como "James", "Jackson" y "Pekerman" INDIVIDUAL Mundial Brasil 2014 10 02-07-2014 12:03:35
Mascherano: "Casi nadie ha jugado bien en su partido de debut" / El Baron: "JUGARON COMO EL ORTO" !!! OoOops !!! Mundial Brasil 2014 15 19-06-2014 20:42:03
Si te mamaste de ser "como su hermano", "mejor amigo" o su "osito de peluche"; entra acá Tyler Durden SoLo PaRa ELLoS 77 29-04-2012 22:47:33
Como "narcoestado" y "paraestado" calificó el presidente venezolano, Hugo Chávez a Colombia W.Shockley Politica y Sociedad 28 13-04-2012 13:46:39
A Messi le "encantaría" repetir como 'Balón de Oro', pero matiza que el Mundial "pesa mucho" ! Master ! Noticias 1 26-10-2010 09:16:05

Respuesta
Antiguo , 22:49:52   #1
PixelSHERLOCK Finished Acátodavíaofendenconlapalabramariquita¿ciertoOoOps?La transexualidad como una"anormalidad-patológica Calificación: de 5,00

La transexualidad como una "anormalidad-patológica"
¿Qué es la transexualidad? ¿Qué o quién lo determina? Las identidades sexo-genéricas se han construido en un sistema de género que clasifica a los cuerpos en femenino-masculino/hombre-mujer. La vulva y el pene son órganos sexuales que han determinado el orden social, pues cuando un nuevo ser nace, se adhiere a un género, a un rol, a una preferencia sexual, y por ende a un lugar en las relaciones de poder. De esta forma, ser mujer u hombre significa cumplir con una serie de comportamientos y características físicas que den cuenta de la feminidad y masculinidad de cada sujet@.

Pero ¿qué sucede cuando alguien no se adhiere a la norma, cuando no se describen a partir de las identidades sexo-genéricas establecidas por el sistema de género? Much@s l@s llaman anormales, otr@s l@s catalogan como enferm@s y l@s excluyen de las relaciones sociales. La incongruencia sexo-genérica y la disforia de género son formas en la que se define comúnmente la transexualidad, "sentirse en el cuerpo equivocado" es una frase que describe a las personas que han nacido con un sexo específico, pero que su comportamiento corresponde a otro género.

Tomar hormonas y someterse a operaciones son métodos recurrentes para corregir la disforia. La testosterona y progesterona son utilizadas para modificar las formas: la voz se vuelve grave o aguda, el volumen de los pechos aumenta o disminuye, la menstruación se interrumpe, la vellosidad se altera. Mientras que la clitoroplastia, los implantes de prótesis eréctil o de mamas, las correcciones corporales, entre otros buscan reconstruir los órganos sexuales. En México los procesos son complicados y costosos, pues al realizar una reasignación sexo-genérica las personas tiene que seguir un protocolo médico, para después cambiar su identidad legal. Todo ello l@s lleva a consultar psicólogos, médicos, abogados, pero al mismo tiempo a confrontar una sociedad que l@s violenta.

Muchas personas han transformado su cuerpo con la intensión de construir una identidad, sin embargo los problemas que giran alrededor de ello son muchos: por una parte se encuentra un deseo personal, y por otra las presiones sociales, la violencia, la discriminación, la necesidad económica y una vida en riesgo. Ante esto, en distintos colectivos, organizaciones civiles, instituciones públicas y en la academia ha surgido un debate en el que se pregunta ¿cómo se está construyendo la transexualidad? ¿a caso es necesaria una intervención biomédica? ¿por qué la genitalidad es tan importante para una identidad? ¿qué implicaciones sociales, políticas y económicas tienen las operaciones y los cuerpos hormonados?

Algunas personas mencionan que es necesario un cambio corporal, mientras que otr@s hacen una crítica, argumentado que las hormonas crean una dependencia de por vida, lo cual se traduce en grandes cantidades de dinero; que las operaciones disminuyen su sensibilidad genital, y con ello la posibilidad de tener orgasmos. También hablan sobre la re-producen de los estereotipos de género, que surge al someterse a una lógica sexo-genérica que el sistema de género sostiene.

Al respecto, Gloria Hazel, una mujer transexual de 54 años de edad, residente en la ciudad de México, menciona que es necesario cuestionar la manera en que se ha construido la identidad transexual, pues solo así podrán hacer frente a la sobrevaloración genital, a la repetición de estereotipos de género y a la clasificación que han hecho de la transexualidad al señalan como una incongruencia sexo-genérica.

La congruencia corporal es una falacia [... ] para hablar de una congruencia corporal tendríamos que hablar de adhesión a determinados modelos, que es lo que nos lleva al concepto fascista del cisgenero, que te habla de que tiene que haber una congruencia entre un cuerpo y un genero, si lo condicionamos entonces establecemos una visión de lo que puede ser normal y anormal. El cuerpo XX tendría que coincidir con el concepto de mujer y el cuerpo XY tendría que coincidir con el concepto de hombre, pero qué es un hombre y una mujer, son construcciones socioculturales [...] la incongruencia no está en el cuerpo frente al género sino como interpretar el cuerpo, adjudicarlo y encerrarlo en una caja genérica (Gloria Hazel, D.F., 1 de Junio de 2014).

Por su parte Daniel Santiago Suñiga, un chico transexual de 25 años de edad, originario de la misma ciudad, también se mantiene crítico ante el discurso de la disforia, y señala que sus cuerpos les han sido negados antes de reconocerlos:

Yo no me veo como una mujer que transiciono a ser un hombre, yo me veo como un hombre que nació con una vulva o una vagina, y que con base a su genitalidad fue educado socialmente para funcionar en el mundo como una mujer, sin embargo esa no era mi identidad [...] para mi ser una persona transexual no es estar en el cuerpo equivocado [...] si este cuerpo que habito fuera el equivocado entonces ¿quién se quedó con mi cuerpo o dónde está el correcto? ¿Por qué no me lo devuelven? No sé a quién se le ocurrió la frase de naci en el cuerpo equivocado, yo no conozco otro cuerpo más que el mío [...] para mi es importante reescribir la definición de transexualidad, no desde el punto medico, legal, sociológico, sino desde el punto de vista de las personas transexuales [...] (Daniel Zuñiga, D.F., 13 de Junio de 2014).

El problema tiene distintas aristas: los valores culturales sobre la dualidad de los cuerpos y los géneros en sociedades patriarcales, la intervención de las instituciones estáteles y biomédicas, la lucha por un reconocimiento negado, el conflicto de cada sujet@, el debate en las comunidades de diversidad sexual y las luchas feminista, la construcción de identidades; cada una de estas entra a la discusión sobre las formas de vivir como seres sociales sexuados.

Un problema biopolítico

El 13 de junio de 2014 me reuní con Daniel Santiago Zúñiga Flores, un chico transexual de 25 años, originario del Distrito Federal. Durante la entrevista pregunte, ¿Por qué la sociedad los rechaza? Él mencionó:

Creo que el miedo a lo desconocido está detrás de toda esa violencia y rechazo social, sobre todo porque ese miedo ha tenido un gran aliado que es toda la estructura moralista y sexista, creo que a un sistema patriarcal y falocentrico le conviene mantener ese miedo, porque no concibe la idea de que existan hombres con vagina, o mujeres con pene, o que exista una gama que vaya más allá de los hombres y las mujeres, porque ya no estaría polarizado el asunto y no tendrían tanto control [...] cuando aparecemos estructuras físicas que no se adhieren a la norma pues salta el miedo a lo desconocido, es el terror a lo desconocido [...]

¿Qué es lo desconocido? ¿Por qué causa tanto miedo? El orden social está constituido por cuerpos sexuados, géneros, roles, preferencias sexuales, estereotipos, formas de vida. Cada característica tiene una lógica social, que funciona por estar dentro de las relaciones permitidas. Pero cuando algo no cuadra aparece el conflicto, pues eso que surge es otra cosa, no es un hombre ni una mujer, o al menos no son como los entendemos.

Lo desconocido emerge y se postra frente a nosotr@s, confrontando nuestros prejuicios y llevando al límite nuestra identidad. Y entonces surgen interrogantes: ¿qué es eso?, ¿cómo nombrarl@s? En los hospitales se preguntan, ¿por qué no actúa normal? Tod@s se cuestionan, ¿qué hacer con esa diferencia? Desde el biopoder se nombra, se conceptualiza, se jerarquiza, se controla y se somete a los límites del lenguaje. Así aparece la transexualidad, lo anormal, lo patológico, lo enfermo.
La diferencia es controlada, antes de que corrompa las normas. Retomando el concepto de biopolítica que han desarrollado autores como Foucault, podemos decir que estamos en un contexto histórico donde la vida está en juego. El Estado otorga derechos para hablar de libertad y marca el límite de la humanidad, es decir establece quién está dentro del marco jurídico y quién no, quién tiene una vida más valiosa que la otra; y todo esto lo hace bajo un poder legítimo, creado con la ilusión del ciudadano racional que es capaz de auto gobernarse. La transexualidad ha sido clasificada fuera de lo humano, donde no hay derechos. La anormalidad devela al transexual como un sujet@ sin posibilidad de reconocimiento, pues para el Estado no tiene nombre ni identidad, e incluso no existe aunque esté presente.
En México la identidad legal de las personas transexuales queda envuelta por una serie de requisitos que deben cumplirse, pues antes de otorgarles derechos ciudadan@s, es decir una identificación oficial que se traduce en salud pública, servicios y reconocimiento social, entre otras, deben transformar sus cuerpos para poder ser tratadas como hombres o mujeres. Pero, ¿por qué los derechos se condicionan? ¿Por qué para tener acceso a la salud pública tendría que haber una "corrección" de los cuerpos? ¿Por qué una persona no puede ser ciudadan@ por el simple hecho de ser persona, sin importar su identidad sexo-genérica? ¿A caso esto no es una exclusión?

Por otra parte, las investigaciones de la medicina y la biología han estudiado a la transexualidad como un fenómeno patológico que debe ser comprendido y medido, con el fin de curarlo. La dualidad de salud-enfermedad ha determinado el valor de las vidas y las ha definido. Las personas son objeto de análisis desde que son un feto. Los aparatos tecnológicos son utilizados para observan las células y el cerebro, todo con el fin de encontrar el error.

Y mientras esto sucede, los múltiples discursos crean imaginarios colectivos que miran la transexualidad como algo aberrante que debe ser normalizado, es decir si l@s sujet@s se "sienten" hombres o mujeres hay que transformarlos en eso. El capitalismo aparece, y con ello se hace presente el sistema que ha configurando las relaciones humanas bajo la fantasía más perversa del capital, las farmacéuticas crean un mercado y las hormonas se hacen necesarias y urgentes para los cuerpos enfermos y anormales.

Sobre este punto, Gloria Hazel menciona los intereses económicos que han permeado la transexualidad:

Se genera una industria, el neoliberalismo también busca sus anclajes, si los derechos humanos avanzan para acá yo voy a sacar provecho de esto, entonces qué pasa, se genera, desde Estados Unidos principalmente, una industria de lo que viene siendo la transformación transexual, eso lo tenemos en este momento aquí. Sería interesante ver un discurso bioético del médico, qué tanto en un momento dado está comprometido con una nueva re interpretación del juramento Hipócrates y ver hacia el bienestar de la persona, y qué tanto está comprometido con un juramento con el banco mundial [...] ver que tanta lana le voy a sacar a esta persona para que salga de su miseria y es una miseria que ellos mismos construyen y reafirman con el DSM 5 que incluye todavía la disforia de género [...] ( Gloria Hazel. Ciudad de México, 1 de Junio de 2014).

El intento por nombrar la diferencia se crea de una manera compleja donde se cruzan aspectos políticos, ideológicos, económicos y culturales. El orden social no permite que se atente contra él, antes de eso ya ha creado cárceles, hospitales, tecnologías sexopolíticas, vigilancia, miedo. Cuando un sujet@ se percibe diferente los valores comienzan a perturbar, a limitar y a mostrar que sólo hay hombres y mujeres con una corporalidad que cumple ciertas funciones; al mismo tiempo el discurso de la normalidad se encuentra en las instituciones como el Estado, la iglesia, la familia, los medios de comunicación, la escuela y la ciencia.

En una sociedad mestiza mexicana las personas transexuales son lo anormal, lo que no es un hombre ni una mujer, son lo enfermo y por ende deben ser curad@s. Pero, ¿qué valores sociales son los que fundamentan esto? ¿Quiénes lo deciden? ¿Cómo lo deciden? ¿Por qué ser anormal es un problema? La decisión política sobre la identidad y las características sexuales ya fue tomada, hubo una serie de elementos que posibilitaron esa determinación, como el sistema de género, la reproducción de la población, los marcos legales, los intereses económicos, entre otros. Así, lo transexual es algo patológico que intentan corregir, los cuerpos se volvieron cede de un conflicto social y una lucha por el control y la libertad. "Lo personal se volvió político", tal como lo mencionó Kate Millet.

Ante esto, Daniel Zuñiga y Gloria Hazel hablan sobre la importancia de los cuerpos en la discusión sobre la transexualidad:

Yo creo que la represión o la auto represión hacia el cuerpo se crea por el discurso aprendido del cuerpo cisgenero [...] biopolíticamente no les conviene que una persona trans se sienta a gusto con su cuerpo, ¿por qué?, porque ya no venderían hormonas, ni serian rentables las operaciones [...] yo creo que el odio al cuerpo tiene un sentido económico, más que una cuestión personal, en la que te sientas realmente desarraigado del cuerpo [...] (Daniel Zuñiga, D.F., 13 de junio de 2014).

La sobrevaloración genital, es lo que ha llevado también a que la persona transexual esté encarcelada en conceptos de estar en un cuerpo equivocado, cuando en realidad no se está en cuerpos equivocados, se está en valoraciones anatómicas equivocadas [...] la experiencia social e individual de tu identidad no la puedes atar a tejidos que están entre las piernas, eso es algo aberrante, y es desgraciadamente donde se han fundamentado la experiencia binaria del género del ser humano (Gloria Hazel, D.F., 1 de junio de 2014).

Michael Foucautl (1976) sostiene que la disciplina crea cuerpos dóciles con el fin de que funcionen como lo demanda el sistema. En una sociedad heteronormativa se han construido cuerpos femeninos-masculinos, cada uno es moldeado por distintos discursos, que no emanan de un solo lugar, ni tampoco de una forma coherente, al contrario hay un cruce de instituciones, saberes y prácticas que le dan sentido a la norma, sin embargo tienen el mismo fin, pues ya han determinado cómo debe vivirse y de qué manera deben ser los cuerpos.


Comentarios Facebook

__________________
PEDROELGRANDE no está en línea   Responder Citando

compartir
                 
remocion sep Gold sep Silver sep Donar

marcaNo Calculado   #1.5
SponSor

avatar
 
Me Gusta denunciando
Estadisticas
Mensajes: 898.814
Me Gusta Recibidos: 75415
Me Gustado Dados: 62988
Fecha de Ingreso: 02 jun 2006
Reputacion
Puntos: 1574370
Ayudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen camino
emoticon Re: Acátodavíaofendenconlapalabramariquita¿ciertoOoOps?La transexualidad como una"anormalidad-patológica

 
 
   
   
_______________________________________________
Publicidad :)
conectado
Antiguo 02-10-2014 , 22:54:27   #2
Denunciante Plus
 
Avatar de PEDROELGRANDE
Me Gusta PEDROELGRANDE apoya: Zona Hot
PEDROELGRANDE apoya: Zona Modelos
PEDROELGRANDE apoya: Zona Deportes
Estadisticas
Mensajes: 23.734
Me Gusta Recibidos: 9468
Me Gustas Dados: 8746
Ingreso: 06 oct 2008

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 42
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion
Puntos: 381936
PEDROELGRANDE tiene reputación más allá de la reputaciónPEDROELGRANDE tiene reputación más allá de la reputaciónPEDROELGRANDE tiene reputación más allá de la reputaciónPEDROELGRANDE tiene reputación más allá de la reputaciónPEDROELGRANDE tiene reputación más allá de la reputaciónPEDROELGRANDE tiene reputación más allá de la reputaciónPEDROELGRANDE tiene reputación más allá de la reputaciónPEDROELGRANDE tiene reputación más allá de la reputaciónPEDROELGRANDE tiene reputación más allá de la reputaciónPEDROELGRANDE tiene reputación más allá de la reputaciónPEDROELGRANDE tiene reputación más allá de la reputación
  
PixelSHERLOCK Finished Respuesta: Acátodavíaofendenconlapalabramariquita¿ciertoOoOps?La transexualidad como una"anormalidad

La transexualidad es una diferencia que desestabiliza el orden social: al no haber una sujet@s que se asuman hombres y mujeres heterosexuales, no habría una reproducción obligatoria, se modificaría la idea de familia y las relaciones sociales cambiarían. Por ello, es necesario integrarla. La regulación del comportamiento será una estrategia política para continuar con las normas.
El sometimiento ya no se hará tomando los cuerpos, sino nombrándolos, señalándolos, ridiculizándolos. Uno de los discursos disciplinarios proviene de la biología y la medicina: presentan cuerpos enfermos que deben ser curados, como el de l@s transexuales. Esta idea establece parámetros de normalidad y configura imaginarios colectivos sobre las identidades sexuales. Aparecen cuerpos XX y XY que a su vez tienen una congruencia con el género asignado. Ambas características, sexo-género son presentadas como "naturales". Ser hombre y mujer no sólo es lo normal-natural, sino también es lo sano, y un modelo a seguir. Parece que no hay puntos intermedios o matices, los dos polos definen a las excepciones, así la transexualidad se convierte en la diferencia, descrita por la ciencia como incongruencia sexo-genérica que debe ser corregida mediante operaciones y tratamientos hormonales.

La discusión hegemónica sobre la transexualidad la han centrado en la disforia de género, los psicólogos, médicos, biólogos, sociólogos, etc. se preguntan por qué hay mujeres atrapadas en cuerpos de hombres, o viceversa. La medicina y la biología han dado soluciones justificándose con la "verdad", la "objetividad" y la "certeza" que caracterizan a la ciencia. Estos planteamientos se han sometido a debate, ya que la disforia señala a las personas como enfermas, lo que provoca que haya una necesidad de transformar los cuerpos para alcanzar una normalidad.
La transexualidad va más allá de algo corporal, pues aunque el cuerpo es lo que está en discusión, tanto en la definición como en la lucha biopolítica, lo cierto es que hay un contexto que ha determinado los valores y significados de esos cuerpos, así como la manera en que tiene que comportarse.

Una anormalidad-patológica: un discurso médico y biológico

El problema es que somos enfermas, ante la sociedad, ante el gobierno y ante los médicos, gracias a esa postura que han tenido, es decir que medicamente tenemos que hormonizarnos para construirnos. Si nuestra imagen corpórea no va con nuestra identidad estamos fuera de una sociedad, entonces te están obligando, te están patologizando, te están criminalizando y aparte están judicializando la identidad [...]
(Lola Dajà-vú Delgadillo Vagas, D.F., 12 de Junio de 2014).

El discurso medico no hace posible la transexualidad [...] no da una libertad ni siquiera a nivel legal, el sentirme obligado a pasar un proceso legal-judicial no me hace sentirme libre [...] no quiero hormonas para toda la vida, porque me siento condicionado a una sustancia externa a mi cuerpo y eso no me gusta y eso no me hace un hombre libre, y no viene condicionado por mí, sino por el sistema médico, científico, endocrinólogo, etcétera.
(Daniel Zuñiga, D.F., 13 de Junio de 2014).

La decisión política sobre la anormalidad-patológica de la transexualidad ha sido avalada-producida por los discurso de la medicina y la biología, si bien el orden social está conformado bajo una lógica binaria de complementariedad, creada por instituciones como la iglesia o la familia, la ciencia ha sido parte de las determinaciones que configuran la identidad sexo-genérica. Por un lado, sus planteamientos son fundamentales para definir a los cuerpos biológicos como cuerpos sexuados (femenino-masculino), y por otro han presentado la transformación corporal como una solución a la alteración.
El primer punto ha producido un imaginario social sobre la "naturalidad" de los cuerpos, se plantea que cada sexo tiene funciones que cumplir, sin embargo esas funciones no quedan a nivel orgánico, es decir lo femenino y masculino sólo tienen sentido por lo que significan en las relaciones sociales. Pensar que las categorías sexuales son neutras, nos hace olvidar que detrás de dicha clasificación hay sujet@s sociales, científic@s, que nos dicen cómo llamarlos, para qué funcionan y cómo deberían ser; en general hay valores sociales que los determinan. El segundo punto es la confirmación del orden sexual. La cura corregirá los cuerpos que no coinciden con los ya definidos por un sistema de género.

Así, aparecen ciertos protocolos y cuadros que categorizan y jerarquizan lo "enfermo". Lo anormal se vuelve blanco del control, de la disciplina y la regulación. Los médicos y psicólogos trazan el camino que se tiene que seguir para poder llegar a ser lo que se considera sano: femenino-masculino. La intervención del experto se hace necesaria, pues es quien prescribe el uso de hormonas y otorga el permiso para la trasformación corporal. La libertad para construir otras identidades sexuales puede quedar bajo las presiones médicas, institucionales y sociales, que a su vez están sustentadas por prejuicios, intereses económicos y fines políticos.

Aunado a ello, cuando la medicina habla de la identidad transexual la describe como una condición verdadera. Los protocolos que se llevan a cabo tienen el objetivo de confirmar que esa persona es "verdaderamente" transexual ¿Cómo lo confirman? ¿Quién o qué lo determina? ¿Por qué alguien o algo tienen que confirmar lo que eres? ¿Qué es lo verdaderamente transexual? Lo que puede leerse en los protocolos es que debe haber un comportamiento específico que se caracteriza por sentirse en el cuerpo equivocado. Para detectarlo, pasan por una serie de pruebas que muestren con "precisión" el estado de la persona. La base de esas pruebas son los modelos que ha establecido el sistema de género como femenino-masculino/mujer-hombre. En una de las primeras etapas, conocida como "prueba de realidad" hay un intento de adaptación, donde la ropa, los roles y las actitudes buscan alcanzar una imagen social; posteriormente los cuerpos hormonados y operados confirman el estereotipo, pues la transformación crea cuerpos-objetos-máquinas que demanda las sociedades misóginas y patriarcales. Ante esto, Gloria Hazel se pregunta, ¿qué es lo verdaderamente transexual?

[...] ¿La verdad a que se refiere, al resultado de cruce autosomas y heterocromosomas para generar XX y XY? La XX y XY solo vendrían a formar cuerpos sexuados no genero, y gran parte de la experiencia transgénero se basa también en inserción de modelos socioculturales que no pueden ser medibles [...] no estamos hablando, al menos en la cuestión de la transexualidad, de tablas que nos puedan medir con cifras exactamente o con valores cuantitativos cual es el sexo de la persona, si quisiéramos acercarnos quizá deberíamos de hacerlo con una perspectiva cualitativa, ver las costumbres y los comportamientos, pero esos ¿cómo los mides? ¿Cómo mides que tan mujer es una mujer y que tan hombre es un hombre? [...] mientras esté esa jerarquía normalízate, el médico se convierte en el normalizador de la sociedad [...] yo creo que no puede hablardr de un varadero transexual, como tampoco puede hablarse de un varadera mujer u hombre [...] hay escalas y hay matices, y también hay voluntades que deben ser respetadas (Gloria Hazel, D.F., 1 de junio de 2014).

Así mismo, Lola menciona que los protocolos tienen un problema que no beneficia a las personas transexuales:

El problema de esos protocolos, es que fueron creados por psicólogos, psiquiatras y sexólogos, que vienen con la misma idea que en 1950 [...] Ellos ven una cuestión binaria, aseguran que todas las personas deben de hacer lo mismo. Desde la postura de la población, eso es completamente falso [...] Yo no necesito hormonizarme, a lo mejor lo ideal sería hacerlo, pero por cuestiones de salud no puedo y he aceptado el no poder hormonizarme, pero si lo hago también seria reforzar los estereotipos y los roles de género... porque por ejemplo hay compañeras que si no están completamente hormonizadas no son consideradas mujeres...la construcción que hacemos de nuestras personas es muy hetero normada, hay fallas grandes que estamos cometiendo [...] (Lola Dajà-vú Delgadillo Vagas. Ciudad de México, 12 de Junio de 2014).

Los valores sociales se reafirman, obligando al transexual a adherirse a los modelos que tenemos como mujer y hombre, o acepte su condición de exclusión, de no ciudadan@, de no persona, de no human@. Esto alimenta los prejuicios, pone en duda el valor de esas vidas y justifica la transfobia; así cuando aparece una noticia amarillistas sobre la muerte de una persona transexual, no pasa nada, pues tod@s aceptan que esa persona está en el límite, en la frontera de la moral, donde no hay derechos.
El castigo a la diferencia condiciona y disciplina los cuerpos, es decir ser un prototipo de mujer u hombre se vuelve una obligación, marcada por las instituciones, los marcos legarles, los discursos del Estado, las estructuraras patriarcales, el sistema de género. Salirse de la norma pone en juego el nombre, la identidad, los derechos, la vida.


El cruce de discursos puede ocultar los motivos sobre los que descansa el problema de la transexualidad, pero al hacer un rastreo sobre todo el contexto que permea su definición, podemos notar que existen distintos factores que lo determinan. El papel de la medicina y la biología dentro de la discusión es importante, ya que en sus planteamientos está en juego la vida, es decir no sólo están determinando el protocolo "adecuado" para la reasignación sexo genérica, sino que define quién es o quién puede ser considerado un ser humano, pues una vez que se habla de enfermedad se configuran un imaginario colectivo donde las personas transexuales se asumen como la diferencia que tiene que ser corregida.
Sin embargo, cabe aclarar que no es sencillo hacerlo pues existe una legitimidad de ambas disciplinas que habría que desmontar, mostrando cuál ha sido su historia, su rol, cómo se han creado y qué están determinando. La confianza depositada en los médicos y biólogos se ha creado por la imagen que tenemos de la ciencia, pues al considerarla "objetiva" creemos que no puede equivocarse, y sobre todo que está libre de cualquier prejuicio social o contexto político-ideológico. Pero, ¿la ciencia es neutra, objetiva y certera? La ilustración nos ha hecho creer que sí, y para ello nos hablan de una verdad universal. Esta idea logró imponerse, creando una legitimidad social que evita cualquier cuestionamiento a los planteamientos científicos, como el de la patología sexual o la dualidad de los sexos.
Cuando la biología habla de los cuerpos sexuados "normales-anormal/sano-enfermo" como algo natural, las sociedades lo aceptan pues no sólo están confirmando lo que ya se cree, sino también porque se tiene una confianza ciega a la objetividad y certeza de la ciencia; pero cabe mencionar que dicha ciencia es social, está creada por personas con prejuicios. Feyerabend, Kuhn y Eulalia Pérez ya lo han enunciando, diciendo que hay valores que condicionan a l@s investigador@s, que hay contextos que determinan las investigaciones, y que dichos sujet@s tienen una corporalidad que influye en sus estudios.
Deconstruir el velo que cubre la legitimidad de la ciencia y cuestionar la forma en que han construido la identidad transexual nos da la posibilidad de confrontarnos, y ser conscientes de que la diferencia es parte de la vida, por lo que aceptarla o no es una decisión política que excluye, que limita las relaciones humanas, que define la vida y hace de la transexualidad un problema colectivo, donde definir a l@s otr@ es definirnos.

Ante esto, es necesario reconocer los contextos que moldean las identidades sexo-genéricas, para después hablar de voluntades; es decir, tenemos que darnos cuenta que el valor de ser mujer u hombre no sólo se encuentra en la experiencia que vivimos con nuestros cuerpos, sino también en un reconocimiento social misógino que exige corporalidades particulares y, a su vez, demanda comportamientos que otorgan un lugar en las relaciones de poder. Crear estas reflexiones es complicado, sobre todo cuando estamos en una sociedad mestiza mexicana moralista, sexista, misógina y racista, con problemas económicos, políticos y sociales.


__________________

Última edición por PEDROELGRANDE; 02-10-2014 a las 22:55:56
PEDROELGRANDE no está en línea   Responder Citando
Respuesta

Etiquetas
genero, normalidad, sexualidad

Herramientas



La franja horaria es GMT -5. Ahora son las 11:54:21.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.9
Derechos de Autor ©2000 - 2017, Jelsoft Enterprises Ltd.
DeNunCianDo.CoM ©
DeNunCianDo


Page generated in 0,15566 seconds with 14 queries

SEO by vBSEO