Dos ambiciones
DeNunCianDo  
Denunciando   Urbantuning   Futbol Es Pasion   Video Porno luly bossa Completo   Video Porno Sandra Muños Completo   Alejandra Omaña Primer video porno   Lina Arroyave, DESNUDA, la mama del hijo de Kevin Roldan   

Retroceder   DeNunCianDo » ..:::: CoMuNiDaD DeNunCianDo.CoM ::::.. » Discusiones Generales » Politica y Sociedad

Politica y Sociedad Espacio dedicado a la información y discusión de todo lo relacionado con nuestro país, departamento y ciudad, pero también de todo aquello que ocurre en el mundo. Noticias, fenómenos sociales y datos históricos tienen su sitio aquí. Todas las opiniones se aceptan siempre y cuando se hagan respetando a los demás y sin insultos.

Hola Invitado!
Tomate un minuto para registrarse, es 100% GRATIS y no veras ninguna publicidad! ¿Qué estás esperando?
tapatalk Para Ingresa a Denunciando.com por medio de TapaTalk Clic ACA
Registrarse Ahora
Politica y Sociedad »

Dos ambiciones

Participa en el tema Dos ambiciones en el foro Politica y Sociedad.
....



Respuesta
Antiguo , 12:17:40   #1
Kaffeetrinker 2 Dos ambiciones Calificación: de 5,00

Por: Felipe Restrepo Pombo

Es curioso cómo los caminos de Ingrid Betancourt y Álvaro Uribe se cruzan cada tanto. Ocurrió de nuevo la semana pasada, cuando ambos dejaron al descubierto su afán de protagonismo y desencadenaron el declive —tal vez definitivo— de sus carreras políticas.

Las equivocaciones de Ingrid no son nuevas. A las pocas semanas de su liberación empezó a cometer errores inexplicables. Como, por ejemplo, cuando uno de sus voceros criticó públicamente a la academia sueca por no entregarle el premio Nobel de la Paz. O cuando, en París, no les agradeció a los voluntarios que trabajaron en su fundación y les prohibió que utilizaran su nombre. “Hay cosas sobre ella que me asustan. Me asusta sobre todo esa incapacidad de fijar ciertos límites”, dijo alguna vez Clara Rojas en una entrevista radial sobre su antigua compañera de cautiverio. Rojas también fue víctima de sus desplantes, cuando se encontraron en enero de 2008 en un foro en Deauville, Francia, e Ingrid no la saludó.


Por eso, el bochornoso incidente de la demanda en contra del estado colombiano, no es sorprendente. Ingrid se retractó casi de inmediato, pero quedó claro que, como bien dijo Rojas, le cuesta poner límites: sobre todo a su amor propio.


Al mismo tiempo, Uribe también daba muestras de soberbia. A pocas semanas de dejar su cargo, el Presidente no pudo quedarse callado frente a los nombramientos de su sucesor, que al parecer no fueron de su agrado. Tampoco se abstuvo de opinar sobre la nueva política exterior de Juan Manuel Santos. Y —en una muestra indignante de irresponsabilidad— volvió a atizar el fuego con Venezuela, cuando lo conveniente era no ahondar la crisis. Una crisis que comenzó, por cierto, cuando Uribe y Chávez se enfrentaron por las negociaciones con las Farc para liberar a Betancourt y otros secuestrados.


Parece ser que a Uribe no le bastaron ocho años en los que fue el centro, casi todos los días, de la vida política colombiana. Dicen que es un perfeccionista y que quiere trabajar, heroicamente, hasta el último segundo. Tal vez sea así: pero a mí me parece que su ego enorme le impide ver que ya pasó su momento de brillar.


Por su origen, sus creencias y, sobre todo, sus logros, Uribe y Betancourt parecen opuestos. Él es visto por la mayoría de colombianos como un extraordinario presidente que siempre toma las decisiones adecuadas. Como un redentor que cambió el rumbo del país. Ella, en cambio, es percibida como una oportunista que se ha equivocado constantemente. Muchos no perdonan las conspiraciones secretas de la familia Betancourt con Chávez y Sarkozy, ni la campaña mediática que organizaron y en la que, en ciertas ocasiones, el gobierno de Colombia quedó mal parado. Como cuando Melanie Delloye, la hija de Ingrid, dijo en un programa de la televisión francesa que el presidente Uribe impedía la liberación de su madre pues ella había denunciado sus vínculos con los paramilitares y era una temible contrincante en las elecciones.


Algo de razón habrá en esta percepción. No creo, sin embargo, que Ingrid sea una villana y Uribe un héroe. Son dos caras de una misma moneda: dos ambiciones muy similares que, quizá por azar, terminaron en orillas opuestas.

Comentarios Facebook

e-che no está en línea   Responder Citando

compartir
                 
remocion sep Gold sep Silver sep Donar

marcaNo Calculado   #1.5
SponSor

avatar
 
Me Gusta denunciando
Estadisticas
Mensajes: 898.814
Me Gusta Recibidos: 75415
Me Gustado Dados: 62988
Fecha de Ingreso: 02 jun 2006
Reputacion
Puntos: 1574370
Ayudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen camino
emoticon Re: Dos ambiciones

 
 
   
   
_______________________________________________
Publicidad :)
conectado
Respuesta

Herramientas



La franja horaria es GMT -5. Ahora son las 01:02:15.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.9
Derechos de Autor ©2000 - 2017, Jelsoft Enterprises Ltd.
DeNunCianDo.CoM ©
DeNunCianDo


Page generated in 0,04562 seconds with 12 queries

Search Engine Optimization by vBSEO