DeNunCianDo  
Denunciando   Urbantuning   Futbol Es Pasion   Video Porno luly bossa Completo   Video Porno Sandra Muños Completo   Alejandra Omaña Primer video porno   Lina Arroyave, DESNUDA, la mama del hijo de Kevin Roldan   

Retroceder   DeNunCianDo » ..:::: CoMuNiDaD DeNunCianDo.CoM ::::.. » Discusiones Generales » Politica y Sociedad

Politica y Sociedad Espacio dedicado a la información y discusión de todo lo relacionado con nuestro país, departamento y ciudad, pero también de todo aquello que ocurre en el mundo. Noticias, fenómenos sociales y datos históricos tienen su sitio aquí. Todas las opiniones se aceptan siempre y cuando se hagan respetando a los demás y sin insultos.

Hola Invitado!
Tómate un minuto para registrarte, es 100% GRATIS y no verás ninguna publicidad! ¿Qué estás esperando?
tapatalk Para Ingresa a Denunciando.com por medio de TapaTalk Clic ACA
Registrarse Ahora
Politica y Sociedad »

¡El voto que más vale, el de la guerrilla!

Participa en el tema ¡El voto que más vale, el de la guerrilla! en el foro Politica y Sociedad.
....



Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
yo voto por las prepagos de cali retirado2010 Semi Desnudos 30 29-10-2015 13:55:27
Encuesta intencion de voto psysex Solo Encuestas 8 25-07-2012 09:38:08
¿Pesará más el voto de opinión o el voto útil? CooPahe Politica y Sociedad 0 24-05-2010 08:06:44
Voto meritocrático y programático CooPahe Politica y Sociedad 2 14-05-2010 16:34:31
El voto inútil e-che Politica y Sociedad 13 13-05-2010 15:12:06

Respuesta
Antiguo , 18:34:19   #1
Kaffeetrinker 2 ¡El voto que más vale, el de la guerrilla! Calificación: de 5,00

Gran parte del aplastante triunfo del continuismo hoy debemos agradecérselo, de nuevo, a un actor infaltable y determinante en nuestro teatro democrático: las Farc.

Teniendo la plena convicción, como la tengo, de que una democracia liberal moderna en Colombia se encuentra apenas en construcción, no puedo dejar de percibir con cierto escepticismo el desarrollo y los resultados de esta primera fase del proceso electoral. El escepticismo es desconfianza, duda ante la eficacia de algo; no pesimismo, que es más bien la propensión a ver y juzgar las cosas resaltando sus aspectos negativos; tampoco es un optimismo, que tan solo se centre en resaltar lo positivo. El escepticismo es constructivo; el pesimismo, destructivo; y el optimismo, casi ingenuo.

En este proceso electoral y desde muy temprano, los pesimistas comenzaron a ser derrotados y muchos terminaron, aun a regañadientes, haciéndose partícipes de él. Con ‘temprano’ me refiero no sólo a este domingo en la mañana, sino también a muchas semanas atrás. Porque además de la clara derrota que en estos comicios ha sufrido el abstencionismo, es digno de mención el alto nivel de participación que los ciudadanos, sobre todo los jóvenes, han tenido en el desarrollo de las campañas (piense usted, por ejemplo, en las cifras de la audiencia de los debates, las campañas de Facebook y otras redes sociales, los comentarios en las calles y hasta en los medios de transporte masivo). Incluso mi mamá, quien –ya muy entrada en años– en cuestiones de política nunca había dado la más mínima señal de vida, me preguntó hoy: “¿Usted me puede mirar en dónde tengo que votar? ¡Quiero votar por Mockus, porque hay que acabar con estos ladrones!”.

Creo que esta derrota al pesimismo se debe, en gran medida, al no muy bien fundado optimismo que los medios de comunicación transmitieron en estas campañas. Cada vez que veía los debates presidenciales en televisión y, posteriormente, los respectivos comentarios en los noticieros de cada debate, me sorprendía mucho la manera en que se adulaba a los candidatos: “Es insuperable el ramillete de candidatos con el que contamos; dada su preparación, es imposible corcharlos con una pregunta sobre gobernabilidad; cualquiera de ellos está en la capacidad de gobernar al país”, –era lo que repetían, una y otra vez, los periodistas–. Genial, maravilloso, insuperable esta manera de contar cuentos: “Érase una vez unas elecciones de ensueño, con súper-candidatos y súper-ciudadanos muy bien ilustrados, en un país de las maravillas”. Pero tan solo bastaba con escuchar algunas de las respuestas de los candidatos para volver a la realidad; las de Noemí Sanín, por ejemplo, quien la mayoría de las veces se remitía a agradecer por las preguntas, a aplaudir emotivamente e, incluso, a atacar a los demás candidatos en lugar de responder con sensatez. Como dije antes, el optimismo es casi ingenuo y, en este caso, atrevido.

Con escepticismo veo, entonces, el teatro de la democracia colombiana. Pero, desde una perspectiva constructiva, también veo cómo este teatro se pone cada vez más dramático, más serio, más cercano a la realidad. Porque muchas personas se hacen cada vez más conscientes de la necesidad de acabar con él. Y no debería ser para menos, porque los cien mil millones de pesos que nos costó este primer acto son, en verdad, una suma nada despreciable. Como no menos despreciable serán los otros noventa y cinco mil millones que nos costará el segundo. Aun así, parece que semejante cantidad de dinero no alcanza todavía para que en Colombia tengamos unas elecciones completamente transparentes.

Apenas era el mediodía y ya había más de cincuenta denuncias por constreñimiento electoral, por esferos borrables o de tinta invisible suministrados en las mesas de votación, suplantaciones de electores y compra de votos a favor del candidato Santos en Antioquia, Cauca y Bogotá (denunciadas por el MOE), y hasta un jurado borracho en Manizales. La guerrilla, como siempre, también hizo su aparición, pues esta jornada cobró la vida de dos soldados colombianos. Fue tan completo este acto teatral que hasta un candidato estuvo encadenado en la Plaza de Bolívar de Bogotá (tal y como estuvo allí por varios días). Además, reprochable, completamente reprochable –y uno esperaría que hasta fuera objeto de sanción–, el comportamiento de la candidata Noemí Sanín en su lugar de votación: No solo mostró su voto a las cámaras, sino que junto con su comitiva, armada de globos y de arengas, invitó de la manera más abierta a votar por ella. Tiene toda la razón la alcaldesa de la localidad al estar ada por este tipo de constreñimiento al elector. Y lo más curioso es que a pesar de que fueron los partidarios del continuismo quienes propiciaron estas lamentables circunstancias, ellos mismos se atrevieron a quejarse por las camisetas verdes que portaban los observadores electorales; según decían, era esta una clara invitación a votar por el Partido Verde. Si ese fuera el caso, pienso que también tendríamos que haber retirado a toda la policía por no ocultar el color de sus uniformes.

Así pues y entre muchos otros, son estos tan solo unos pocos aspectos que siempre salen a relucir en este teatro democrático. Pero, al final, siempre ocurre lo mismo, siempre gana el candidato ‘Sr. más de lo mismo’. Sí, lo digo con frustración, por qué habría de ocultarla. Perdimos hoy la mejor oportunidad que la democracia colombiana ha tenido en mucho tiempo, la perdimos porque el candidato Mockus, sus partidarios e, incluso, otros candidatos, tales como Petro y Pardo, no supieron capitalizarla, a tiempo, mediante una gran alianza. No creo, sin embargo, que sea culpa de ellos. Creo que todos nos dejamos llevar por la emoción, incluso aquellos que ya habíamos advertido sobre este riesgo. Nos dejamos llevar por el entusiasmo, que nos hizo pensar que estábamos en una democracia ilustrada, que los votos se obtenían con programas y no con maquinarias. Cuán equivocados estábamos, pues es la masa electoral la que decide, y ella, simplemente, no piensa: sin educación, es tan solo el andamiaje visceral de una persona el que gobierna su capacidad de elección. Porque es allí en donde se sostienen el resentimiento por la guerrilla colombiana, el hambre, la pereza y la cobardía de las familias en acción. Se nos olvidó, así, que la política no es como la academia. En esta última siempre se sopesan razones con razones, proceso en el que ganan siempre las buenas razones; en aquella, en contraste, las razones se enfrentan a intereses particulares y, por supuesto, son estos los que siempre salen ganando.

La oposición, en la materialización de logros políticos, está muy ‘biche’ todavía. Aún es preciso trabajar mucho en la construcción de maquinarias políticas si queremos derrotar al continuismo. La emoción es sana, el entusiasmo es mejor, pero cuando en su mayoría proviene de jóvenes sin cédula, de votantes primíparos e inseguros, los votos no aparecerán nunca en el resultado final; no puede aparecer algo que nunca ha existido. Es por eso que, ahora que lo pienso con cabeza más fría, no encuentro tan justificado el gran desconcierto y la sospecha de fraude electoral que se puede apreciar echando una rápida mirada a las redes sociales de internet.

Antes dije que mamá –y pido excusas a la viejita por traerla a colación aquí– dio muestras hoy de un repentino interés en la política, lo cual resultó muy significativo para mí. Atendiendo a mi honestidad intelectual, también debo agregar que, sin embargo, al preguntarle si había inscrito su cédula me respondió extrañada: “No, pues cómo si yo nunca he votado”. Como ya he dicho, todos tenemos algo de culpa por no saber propiciar los cambios políticos. En este caso, se supone que soy el intelectual de la casa y nunca se me había ocurrido que a mamá también le daría por ayudar. Aún nos falta mucho para lograr una democracia liberal moderna en Colombia, pero nunca es tarde para comenzar.

P.S.: Me llamó mucho la atención este ‘parte’ que dio hoy un Coronel de la Policía Nacional en la radio: “Por último, se presentó también una persona con una pancarta que decía “¡Que viva el socialismo!”, pero esto no fue un mayor problema porque, por lo demás, no tenía ninguna otra alusión a ningún otro grupo terrorista”. A la luz de los resultados electorales, creo que es este un buen retrato de cómo piensa, hoy, el pueblo colombiano. Por eso, gran parte del aplastante triunfo del continuismo hoy debemos agradecérselo, de nuevo, a un actor infaltable y determinante en nuestro teatro democrático: las Farc.



Comentarios Facebook

__________________
Andy



"A veces es mejor callar y pasar por idiota que abrir la boca y despejar las dudas"


"The truth is out there"
CooPahe no está en línea   Responder Citando

compartir
                 
remocion sep Gold sep Silver sep Donar

marcaNo Calculado   #1.5
SponSor

avatar
 
Me Gusta denunciando
Estadisticas
Mensajes: 898.814
Me Gusta Recibidos: 75415
Me Gustado Dados: 62988
Fecha de Ingreso: 02 jun 2006
Reputacion
Puntos: 1574370
Ayudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen camino
emoticon Re: ¡El voto que más vale, el de la guerrilla!

 
 
   
   
_______________________________________________
Publicidad :)
conectado
Antiguo 31-05-2010 , 18:39:22   #2
Denunciante Gomozo
 
Avatar de godinez
Me Gusta
Estadisticas
Mensajes: 1.655
Me Gusta Recibidos: 136
Me Gustas Dados: 227
Ingreso: 02 sep 2008

Temas Nominados a TDM
Temas Nominados Temas Nominados 0
Nominated Temas Ganadores: 0
Reputacion
Puntos: 1699
godinez el Usuariox tiene un futuro brillantegodinez el Usuariox tiene un futuro brillantegodinez el Usuariox tiene un futuro brillantegodinez el Usuariox tiene un futuro brillantegodinez el Usuariox tiene un futuro brillantegodinez el Usuariox tiene un futuro brillantegodinez el Usuariox tiene un futuro brillantegodinez el Usuariox tiene un futuro brillantegodinez el Usuariox tiene un futuro brillantegodinez el Usuariox tiene un futuro brillantegodinez el Usuariox tiene un futuro brillante
  
Predeterminado Respuesta: ¡El voto que más vale, el de la guerrilla!

Cita:
Iniciado por CooPahe Ver Mensaje


P.S.: Me llamó mucho la atención este ‘parte’ que dio hoy un Coronel de la Policía Nacional en la radio: “Por último, se presentó también una persona con una pancarta que decía “¡Que viva el socialismo!”, pero esto no fue un mayor problema porque, por lo demás, no tenía ninguna otra alusión a ningún otro grupo terrorista”. A la luz de los resultados electorales, creo que es este un buen retrato de cómo piensa, hoy, el pueblo colombiano. Por eso, gran parte del aplastante triunfo del continuismo hoy debemos agradecérselo, de nuevo, a un actor infaltable y determinante en nuestro teatro democrático: las Farc. [/SIZE][/FONT]

Es que esta es la realidad de Colombia, seguimos votando con miedo, y el que no esta con el gobierno o piensa distinto es guerrillero, que tristeza que nos estemos volviendo una dictadura con tintes de democracia, insisto en que cada dia nos parecemos mas a Venezuela pero Neo liberal, por que les recuerdo que las dictaduras no solo son de izquierda.

__________________
¡YO NO FUI!
BUHO REHABILITADO
otra vez.......
godinez no está en línea   Responder Citando
Respuesta

Etiquetas
candidatos, elecciones, farc, guerrilla, santos, voto

Herramientas



La franja horaria es GMT -5. Ahora son las 15:50:15.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.9
Derechos de Autor ©2000 - 2017, Jelsoft Enterprises Ltd.
DeNunCianDo.CoM ©
DeNunCianDo


Page generated in 0,09842 seconds with 15 queries

SEO by vBSEO