DeNunCianDo  
Denunciando   Urbantuning   Futbol Es Pasion   Video Porno luly bossa Completo   Video Porno Sandra Muños Completo   Alejandra Omaña Primer video porno   Lina Arroyave, DESNUDA, la mama del hijo de Kevin Roldan   

Retroceder   DeNunCianDo » ..:::: CoMuNiDaD DeNunCianDo.CoM ::::.. » Discusiones Generales » Estudio y Cultura

Estudio y Cultura Cuéntanos sobre temas del colegio o universidad que te interesen y comparte con nosotros los trabajos, escritos, cursos o tutoriales que presentaste en el semestre o el año. Es un espacio de noticias, reflexiones y debates en el que el tema es la cultura y las sub-culturas que nos conforman como sujetos.

Hola Invitado!
Tómate un minuto para registrarte, es 100% GRATIS y no verás ninguna publicidad! ¿Qué estás esperando?
tapatalk Para Ingresa a Denunciando.com por medio de TapaTalk Clic ACA
Registrarse Ahora
Estudio y Cultura »

El arte perdido de investigar Juan Miguel Álvarez entrevista a Gerardo Reyes

Participa en el tema El arte perdido de investigar Juan Miguel Álvarez entrevista a Gerardo Reyes en el foro Estudio y Cultura.
....



Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
El partido del presidente Juan Manuel Santos ha sido el que más curules ha perdido desde el 2010. Tarlex Politica y Sociedad 0 14-02-2013 09:07:20
Profesor Miguel Ángel Pardo Romero, Fiscal de la ADE. Entrevista la comunicadora Connie Martínez. PEDROELGRANDE Politica y Sociedad 3 11-11-2012 21:51:20
El arte perdido de bastardos sin gloria Viccenzo Diseño y Fotografia 3 18-02-2010 18:02:39
La verdadera historia del golpe a 'Raúl Reyes' revela libro de Juan Manuel Santos W.Shockley Politica y Sociedad 8 30-11-2009 22:17:08
Juan Carlos Mariño y Diego Álvarez jugarán con el Deportivo Cali Marco Carola Noticias 0 08-07-2009 01:14:16

Like Tree1Me Gusta
  • 1 Post By PEDROELGRANDE

Respuesta
Antiguo , 22:25:05   #1
My Custom Emoticon El arte perdido de investigar Juan Miguel Álvarez entrevista a Gerardo Reyes Calificación: de 5,00


Juan Miguel Álvarez
Desde sus comienzos en la Unidad Investigativa de El Tiempo, hasta su recientemente reeditada biografía de Julio Mario Santo Domingo, la investigación a fondo ha sido la clave en el trabajo de Gerardo Reyes. En esta entrevista, el periodista ganador del Pulitzer repasa su trayectoria en pos de un arte cada vez más necesario y escaso.

Cada vez que presentan a Gerardo Reyes antes de una conferencia dicen de él cosas como: “uno de los mejores periodistas investigativos del continente” o “uno de los sabuesos más temidos del periodismo hemisférico”. Para varias agremiaciones de periodistas del sur de Florida y América Latina, Reyes ha sido el maestro a quien se le puede preguntar por los secretos más difíciles del oficio: cómo investigar el narcotráfico, cómo investigar el lavado de dinero, cómo investigar a los multimillonarios, cómo investigar... (ponga aquí el asunto que quiera).

Es el único colombiano que ha ganado los dos premios más prestigiosos que concede el periodismo gringo: en 1999, como parte del equipo de investigación del Miami Herald, obtuvo el Pulitzer por “Dirty Votes, The Race for Miami Mayor”, serie de reportajes que revelaron el hecho de que una gran cantidad de gente muerta había votado en las elecciones para la alcaldía de esa ciudad. Y en 2004, el Maria Moors Cabot por haber “fomentado la práctica y metodología del periodismo investigativo a través de su labor pionera en los medios de comunicación, tanto estadounidenses como latinoamericanos”.

Nacido en cúcuta en 1958, Reyes comenzó en este oficio a los veinte años. Cursaba segundo año de derecho, y un día Alberto Donadío, primo suyo, lo invitó a trabajar en Propúblicos, oenegé que les seguía los pasos a los gastos del Congreso y a los congresistas –si iban a las plenarias, qué proyectos de ley presentaban, qué debates promovían–. Finalizando el año, la oenegé entregaba los resultados a la Unidad Investigativa de El Tiempo para que los publicara como artículos. Al cabo de los días y gracias a su rigor, la Unidad vinculó a Reyes como parte del equipo. Sin embargo, él se siente cómodo recordando que su inclinación por el oficio nació al dirigir el periódico del colegio, llamado Avance. “Desde ese momento me interesó decir cosas que no se decían en ninguna otra parte y que despertaban debates”.

Y sin duda ha logrado narrar esas historias ocultas y despertar esas polémicas. Sin ir muy lejos, en julio de 2011, a pocos meses de haber llegado al canal Univisión como jefe de investigaciones, Reyes emitió un reportaje en el cual revelaba que el cuñado del senador Marco Rubio –el cubano-americano con mayor caudal electoral de Estados Unidos, y muy sonado para vicepresidente de Mitt Romney en las pasadas elecciones– había sido condenado por narcotráfico más de veinticinco años atrás, cuando Rubio era un adolescente. Lo paradójico es que la polémica que se armó en el sur de Florida no fue acerca del prontuario del señalado, ni de la influencia que hubiera podido ejercer en la educación de Marco Rubio, sino sobre la aparente mala fe con la que había actuado Gerardo Reyes. Líderes de la comunidad cubana calificaron la investigación como “sucia” y “tendenciosa” y consideraron que al autor se le había “salido el anticubano que nunca había podido ocultar desde que estaba en The Miami Herald”. Incluso un programa de radio colombiano llamó al reportero para hacerle la pregunta que flotaba entre los acólitos de Rubio: “¿Qué importancia pueden tener los hallazgos de esta investigación veinticinco años después?”. Reyes, con su acostumbrada voz calma, respondió: “La gente tiene derecho a conocer todos aquellos hechos familiares que hayan tenido impacto en la vida de un político, ya sea en su juventud o edad adulta, porque son cosas que terminan influyendo en su opinión y en sus iniciativas. Que a la hermana de un senador le hayan confiscado la casa donde vive, en el marco de la operación antinarcóticos más importante de ese año, es un hecho que para nosotros tiene relevancia periodística”.

Reyes vive en uno de los pocos suburbios de valor histórico que subsisten en el Bajo Miami –a estas alturas un amontonamiento de relumbrantes rascacielos–, en una casa de dos plantas, estudio independiente y modesta piscina. En su biblioteca abundan títulos en inglés y español. Hay de todo: novelas, cuentos, ensayos, libros de historia, revistas, cedés, videos y, en anaquel especial, numerosos títulos sobre narcotráfico. Por encima, reconozco Confesiones de un narco, Killing Pablo, Kings of Cocaine, Cocaine: The Great White Plague y Los nuevos jinetes de la cocaína. “La narcoteca que todos tenemos”, me dice entre risas. También colecciona biografías de los hombres más ricos del mundo. “Adonde viajo, compro una. En ellas se encuentran todas las manifestaciones del poder”.

Quizás las predilecciones de su biblioteca expliquen por qué sus dos libros más recientes son, precisamente, una biografía y una crónica de narcotraficantes. Don Julio Mario, biografía no autorizada es una meticulosa investigación sobre la vida y obra de uno de los magnates que llegaron a ser casi dueños de Colombia a lo largo del siglo XX: Julio Mario Santo Domingo. Y Nuestro hombre en la dea es la vida de un fotógrafo de modelos que terminó como mediador entre unos narcotraficantes y la Drug Enforcement Administration, DEA.

A comienzos del verano de 2012, me reuní con Reyes para hablar acerca de la reedición de Don Julio Mario, tras la muerte del magnate en octubre de 2011. La primera edición, en 2003, mereció pocas notas de prensa y, por decir lo menos, pasó casi desapercibida en las librerías. Antonio Caballero, de manera irónica, explicó que las invasiones de Irak y Afganistán por parte del gobierno de Bush tenían la culpa: “Porque supongo que si hasta ahora nadie ha dicho en público una sola palabra a propósito del magnífico libro de Gerardo Reyes sobre Julio Mario Santo Domingo se debe a eso, ¿no? A que no ha habido tiempo, ni respiro. No creo que sea por temor a los malos humores del magnate”. De esta reedición fue Ricardo Silva Romero, en una columna de febrero de 2012 titulada “Poder”, quien advirtió que el libro había entrado a los “escaparates de las librerías como quien entra de puntillas a una habitación”. Pero antes de llegar a Don Julio Mario, aproveché para preguntarle a Reyes sobre el oficio y su formación como periodista, sus años en la Unidad Investigativa de El Tiempo y su papel a la hora de cimentar en Colombia lo que la academia ha convenido en llamar “periodismo investigativo”.

Comentarios Facebook

portero21 Le Gusta Esto.
__________________
PEDROELGRANDE no está en línea   Responder Citando

compartir
                 
remocion sep Gold sep Silver sep Donar

marcaNo Calculado   #1.5
SponSor

avatar
 
Me Gusta denunciando
Estadisticas
Mensajes: 898.814
Me Gusta Recibidos: 75415
Me Gustado Dados: 62988
Fecha de Ingreso: 02 jun 2006
Reputacion
Puntos: 1574370
Ayudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen camino
emoticon Re: El arte perdido de investigar Juan Miguel Álvarez entrevista a Gerardo Reyes

 
 
   
   
_______________________________________________
Publicidad :)
conectado
Respuesta

Etiquetas
ciencia, cultura, investigar

Herramientas



La franja horaria es GMT -5. Ahora son las 00:05:01.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.9
Derechos de Autor ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.
DeNunCianDo.CoM ©
DeNunCianDo


Page generated in 0,07371 seconds with 14 queries

SEO by vBSEO