Lo que nunca entendí de los cocteles
DeNunCianDo  
Denunciando   Urbantuning   Futbol Es Pasion   Video Porno luly bossa Completo   Video Porno Sandra Muños Completo   Alejandra Omaña Primer video porno   Lina Arroyave, DESNUDA, la mama del hijo de Kevin Roldan   

Retroceder   DeNunCianDo » ..:::: CoMuNiDaD DeNunCianDo.CoM ::::.. » Discusiones Generales

Discusiones Generales Zona para opinar sobre cualquier tema, espacio de libre expresión y entretenimiento.

Hola Invitado!
Tomate un minuto para registrarse, es 100% GRATIS y no veras ninguna publicidad! ¿Qué estás esperando?
tapatalk Para Ingresa a Denunciando.com por medio de TapaTalk Clic ACA
Registrarse Ahora
Discusiones Generales »

Lo que nunca entendí de los cocteles

Participa en el tema Lo que nunca entendí de los cocteles en el foro Discusiones Generales.
....



Temas Similares
Tema Autor Foro Respuestas Último mensaje
[ Cancion ] - No joda no entendí un carajo, jaaaaajá... Mahatma Gandhi Musica youtube 1 19-03-2013 06:50:38
juemadre no entendi `pa quien es la dedicatoria STRIKEFORCE Caseras Extranjeras 7 18-08-2011 16:58:02
Ya entendi por que el aceite no dura en la casa nigger Locales Y Caseritas 8 22-04-2010 21:49:50
Listo entendi el msj aqui le dejo mi aporte ANDRESJUAN Locales Y Caseritas 13 26-11-2009 00:02:05
Alguien que me explique por q sinceramente no entendi Sasuke. Hablar Mierdita 18 02-09-2009 17:03:47

Respuesta
Antiguo , 19:31:11   #1
Shocked Lo que nunca entendí de los cocteles Calificación: de 5,00

Por Antonio Morales Riveira

Existen para todo: para lanzar un libro, un candidato presidencial, un producto de belleza o para cerrar un torneo de golf. Cocteles hay todas las noches y en todas partes, pero Antonio Morales todavía no le ve la gracia a un evento social que nada justifica.




Desde la suma de palabras que le dio origen al término, no se entiende nada. Dicen las directivas de la Fundación para el Seguimiento de los Cocteles (FSC) que la palabreja de origen anglosajón viene de la suma en inglés de las palabras cock y tail, o sea gallo y cola, que unidas terminan por formar la palabra cocktail, algo así como cola de gallo, o “culo de ave”, en su versión costeña. ?Debe ser por eso que en Colombia el rey de los cocteles, Poncho Rentería, siempre va a ellos adornando su grácil cuello de vestal masculina con un pañuelito de esos conocidos como “rabo e gallo”.

En la FSC sostienen, además, que los cocteles, en su versión líquida y alcoholizada, se los inventó en el puerto de San Francisco, Estados Unidos, un desocupado barman que les echó a unos whiskies de mala calidad para marineros que sufrían como no pocos de nuestros políticos de priapismo (erección permanente) unas raíces delgadas que tenían justamente la forma de una “cola de gallo”, en el sentido puramente masculino, y no en su versión chabacana de avícola exaltación del clítoris.
De cómo el término preciso para ciertas bebidas mezcladas se convirtió en genérico de ágapes sin sentido ni destino y con enorme potencial dipsómano no tienen ni idea ni siquiera Jean-Claude Bessudo, el general Bonett o Salvo Basile, los gurús en Colombia de esa vaina de hablar durante cuatro o más horas medio borrachos sobre todos los lugares comunes de la política, la arrechera y la sociedad.

Simplemente, parece que a la suma de empedernidos beodos que tenían vaso con mezcla de tónica y ginebra o cualquier vaina similar se le llamó coctel, en el sentido de reunión aleatoria de semipepos y pepas, que por lo general están al acecho de a quién le lagartean o a quién se llevan a la cama.
Pero aun así, uno no entiende para qué sirvan esas reuniones donde todo tiene libreto, hasta las regurgitaciones de los más ebrios. ¿Se trata de relaciones públicas, celebraciones, aniversarios, lanzamientos, vernissages, inauguraciones, firmas, finales de conferencias? De todo un poco, pero en realidad el coctel es una manifestación social que no sirve para nada. Hasta los más habituales no saben ni a qué van ni por qué van. O sí: para ponerse cita en el próximo.

El Dane —oh dicha— me facilitó los datos que reposan en su ciberbarriga sobre los cocteles (inicio de rumba con ínfulas de pepera y periquera) en Colombia. Cada día se realizan por estos lados 13.642 cocteles de todo tipo, desde grandes eventos como los premios Simón Bolívar (primero en la lista de cocteles que empiezan mansamente y terminan con vicepresidente entrando repetidamente al baño a empolvarse la cara con talcos del Guaviare) hasta cocteles de tienda con pola y cola. Rabo y gallo, de nuevo.

La dinámica recurrente es poco más o menos inentendible. Los oferentes están desde temprano esperando en la puerta del salón, del club o de la galería, exhalando sus olores de perfumes, cremas y lociones al punto de perfumar la entrada como si se tratara de ingresar a una Marionnaud en París.
Con la llegada de los primeros invitados (hay que decir que el Dane sostiene que en los cocteles el 73 % son colados) se va armando una especie de baile muy lento al cabo del cual y ya llena la sala, parejas o individuos se deslizan de un grupo a otro, repitiendo las mismas fórmulas de cortesía y los mismos chistes hasta acabar la noche. Entrado uno en gastos, tras haberse echado al gaznate varios tragos, la cara le huele a una suma de olores brutales, que se parece a la mezcla de sobaquina y Channel, de tanto beso en la mejilla.

Hacia la mitad del evento, el personal ya se ha decantado y sofisticado. Empiezan a quedar los duros, los profesionales, los raspacocteles. El combo desinhibido asume una especie de vals jincho, las voces crecen, las risotadas emergen entre los meseros que esquivan culos de silicona y corbatas al viento y al azar.

Ahí es cuando menos se entiende de qué van los cocteles. Porque ni van, ni vienen, ni se vienen. Se trata de un tiempo muerto, de un jet lag en tierra; de una especie de rumor que se va instalando en la inconsciencia. El coctel deviene hacia su clímax que surge cuando alguien saca el perico desvergonzadamente, otro se resbala, una fulana muestra las tetas y la modelo de turno eructa champaña tapándose los frenos con el dorso de la discreta manito perfumada.

Principio, clímax, final, todo es igual, pues no pasa nada distinto a la intoxicación colectiva, no solo de alcohol y fua, sino de palabras vanas, tesis prestadas, sonrisas de espejo, negocios fallidos y proyectos perecederos.

Mejor dicho, un total galimatías colectivo y exultante de vapores primarios. Y lo peor de todo es que las gentes van a exhibirse, pero pierden la memoria del coctel, no se acuerdan ni siquiera de a quién se lo pidieron cuando ya van en el camino taciturno e inefable del guayabo.

El coctel sí es chicha y es limonada y tan poco los entiendo que, cuando me toca ir, siempre llevo en mi bolsillo, por si las moscas, un coctel molotov, que es el único que realmente sí prende…

Comentarios Facebook

__________________



HOMER. no está en línea   Responder Citando

compartir
                 
remocion sep Gold sep Silver sep Donar

marcaNo Calculado   #1.5
SponSor

avatar
 
Me Gusta denunciando
Estadisticas
Mensajes: 898.814
Me Gusta Recibidos: 75415
Me Gustado Dados: 62988
Fecha de Ingreso: 02 jun 2006
Reputacion
Puntos: 1574370
Ayudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen caminoAyudante de Santa está en el buen camino
emoticon Re: Lo que nunca entendí de los cocteles

 
 
   
   
_______________________________________________
Publicidad :)
conectado
Respuesta

Etiquetas
cocteles

Herramientas



La franja horaria es GMT -5. Ahora son las 06:50:38.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.9
Derechos de Autor ©2000 - 2017, Jelsoft Enterprises Ltd.
DeNunCianDo.CoM ©
DeNunCianDo


Page generated in 0,06661 seconds with 13 queries

SEO by vBSEO